Candidatos‎ > ‎Precandidatos‎ > ‎Enrique Peña Nieto‎ > ‎

Experiencia | Enrique Peña Nieto

Priista desde 1984, Enrique Peña Nieto creció políticamente al amparo de su tío, el ex gobernador Arturo Montiel, y del Grupo Atlacomulco. Como gobernador del Estado de México, con una amplia exposición en televisión, se proyectó como el más posible candidato del PRI a la Presidencia.

Cargos públicos:

Secretario particular del secretario de Desarrollo Económico del gobierno del Estado de México (1993-1998).

Subsecretario de Gobierno del Estado de México (1999 2000).

Secretario de Administración del gobierno del Estado de México (2000-2002).

Diputado en la LV Legislatura del Congreso del Estado de México (2003-2005).

Gobernador del Estado de México (2005-2011).


Partidista y electoral:

Tesorero de la campaña del PRI en el Estado de México (1993).

Candidato de mayoría a diputado local por el distrito XIII del Estado de México (2003).

Candidato a gobernador del Estado de México (2005).

 

Sus preocupaciones

¿Qué asunto lo pone nervioso?

Nada en particular.

¿Con qué asunto no se va a meter?

Sería, como lo he sido hasta hoy en mis responsabilidades, respetuoso del contexto privado de las personas, respeto a la vida y autonomía de los Poderes y de los estados, de la autonomía de los partidos, respeto a los órganos autónomos.

¿No le vamos a conocer a Peña Nieto familiares incómodos o riquezas inexplicables en la campaña o, peor aún, en el ejercicio del poder?

He sido muy abierto, he ido incluso mucho más allá de lo que la ley me exige en informar sobre mi patrimonio. Cuando fui gobernador señalamos los bienes que tenemos. He estado bajo el escrutinio de la sociedad y no veo razones por qué sorprender en algo. He sido más que visible y ha sido auditada mi participación política como gobernador y seguro estoy lo seguirá siendo a partir de la aspiración que, he señalado ya de manera pública, tengo para participar en lo que viene al interior del partido y en la contienda para la elección presidencial.

 Ernesto Núñez, Periódico Reforma, 2 de Octubre del 2011

Comments