Publicaciones

1     2     3     4     5     6     7     8     9     10    >>

  • Amnesia Histórica... Ineficacia Política, por Javier Garciadiego El futuro de la democracia va a depender de que los ciudadanos actuemos como demócratas Aún resuenan los reclamos de muchos políticos, intelectuales y periodistas, pronunciados al unísono en 2010 ...
    Posted Jan 6, 2013, 7:38 AM by Elección México
  • Todos los partidos políticos de México reconocen a Josefina Vázquez Mota Ciudad de México El 6 de Septiembre del 2011, ocurrió en la Cámara de Diputados uno de los hechos de civilidad política más notables  en la Historia de México. Josefina ...
    Posted Jun 21, 2012, 7:49 PM by Elección México
  • La silla vacía De la que se perdió. Sí, el que se lo perdió, pero de manera gacha, fue él. Grave error, por parte de Enrique Peña Nieto, no haber asistido al debate ...
    Posted Jun 21, 2012, 6:36 PM by Elección México
  • Voto Útil: izquierda iría con Josefina, derecha con Enrique Peña Nieto La apuesta de Enrique Peña Nieto y los medios que lo apoyan es bastante evidente, colocar a Josefina Vázquez Mota en tercer lugar y/o en empate técnico con Andrés ...
    Posted Jun 21, 2012, 10:51 PM by Elección México
  • Por qué es imposible un fraude electoral, por José Woldenberg Sí, un fraude; modificar, alterar, maquillar, los votos que se depositan en las urnas. Para hacer fraude se pueden tomar varios caminos: trucar la lista de electores, colocar funcionarios de ...
    Posted Jun 14, 2012, 8:31 AM by Elección México
  • Vicente Fox apoya Enrique Peña Nieto porque protege a los Bribiesca Una de las noticias más relevantes en estos días de campañas presidenciales, es que el ex Presidente Vicente Fox Quesada ha sido destapado como un colaborador más de Enrique Peña ...
    Posted Jun 12, 2012, 5:49 PM by Elección México
  • Los candidatos de la "telebancada" de Televisa y TV Azteca Da click en las imágenes para ampliarlas: En las próximas elecciones no solamente estaremos votando por candidatos a la presidencia, se elegirá a diputados y senadores. En estas últimas fechas ...
    Posted Jun 12, 2012, 2:15 PM by Elección México
  • Todo lo que ha cambiado, por Enrique Krauze En el debate de esta noche, los candidatos podrán mostrarse como son, presentar sus propuestas y darse "hasta con la cubeta". Además, gracias a la demanda de los estudiantes, lo ...
    Posted Jun 10, 2012, 8:30 AM by Elección México
  • Colosio: el asesinato En la película recién estrenada “Colosio: el asesinato” se muestra una historia alrededor del homicidio de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la Presidencia de la República, acontecido el ...
    Posted Jun 12, 2012, 6:41 PM by Elección México
  • Para los jóvenes que piensan votar por AMLO Con mucho respeto a quienes no simpatizan con AMLO, creo que es la única alternativa en estas elecciones. Nadie en sano juicio y sin intereses particulares puede sostener que Peña ...
    Posted Jul 2, 2012, 2:51 PM by Elección México
  • Colosio: personajes que debes de conocer antes de ver la película José Córdoba Montoya  José Córdoba era el asesor personal de Carlos Salinas de Gortari. Como su mano derecha, tomó varias decisiones de profunda trascendencia para la vida política y económica ...
    Posted Jun 4, 2012, 6:55 PM by Elección México
  • Encuesta especializada UNAM: Josefina 27%; AMLO 27%; Peña 26% Los porcentajes indicados en el titular de la presente columna, fueron resultado de la siguiente pregunta: ¿Si hoy fueran las votaciones, por cuál de los siguientes candidatos votaría? Se trata ...
    Posted Jun 3, 2012, 10:18 PM by Elección México
  • "Amor prohibido": el hijo de AMLO y la hija de Creel ¡son novios! Se dice que “el amor no tiene edad” pero para esta situación quedaría mejor “el amor no tiene partido político” y es que el hijo de Andrés Manuel López Obrador ...
    Posted Jun 3, 2012, 9:08 AM by Elección México
  • ¿Quién mató a Colosio? Los Hechos El 23 de marzo de 1994, el candidato a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio, fue víctima de un atentado que ...
    Posted Jun 1, 2012, 2:51 PM by Elección México
  • El "depredador" Felipe Enríquez: el compadre incómodo de Enrique Peña Nieto Lo ocultó hasta hoy. Pero Reporte Indigo revela un nuevo desarrollo de la familia del candidato del PRI a la Alcaldía de Monterrey. Está en Tulum y se llama Punta ...
    Posted May 31, 2012, 2:11 PM by Elección México
  • ¿Podemos creerle a Enrique Peña Nieto? ¿Quién es y cómo gobernará Enrique Peña Nieto? Nos promete una "presidencia democrática"; la evidencia lo contradice. Estaba Peña Nieto dialogando con los estudiantes de la Iberoamericana el 11 de ...
    Posted May 26, 2012, 5:29 PM by Elección México
  • Yo voté por Chávez, ahora vivo en México Soy venezolana y vivo en México desde hace dos años. Yo voté por Hugo Chávez. Casi todos votamos por él, me refiero a mis amigos, amigas, y familiares. La gente ...
    Posted May 25, 2012, 1:25 PM by Elección México
  • Las cifras del debate: ¿realidad o evasión?        Da click en las imágenes para abrir la fuente original Índice de Competitividad Estatal (2010)         .En el reciente debate presidencial entre los candidatos a la Presidencia, se pudo observar una ...
    Posted May 10, 2012, 6:14 PM by Elección México
  • Los amigos de las redes sociales ¿realidad o fantasma? La patraña y la corrupción no se destruyen; solamente se transforman. Basta con aprender  a modernizar la mentira. Los mapaches se vuelven “bots”, los votantes múltiples se convierten en cuentas ...
    Posted May 1, 2012, 11:56 AM by Elección México
  • Niño Burbuja, por Denise Dresser Por Denise Dresser En los setenta se volvió popular una película llamada The Boy in the Plastic Bubble -El niño en la burbuja de plástico- y el protagonista vivía aislado ...
    Posted Apr 30, 2012, 12:03 PM by Elección México
Showing posts 1 - 20 of 232. View more »

1     2     3     4     5     6     7     8     9     10    >>

Publicaciones Anteriores

Ansiedades del PAN, por Enrique Krauze

posted Feb 5, 2012, 3:02 PM by Elección México   [ updated Feb 5, 2012, 3:05 PM ]

Amediados de los sesenta, Manuel Gómez Morín concedió una serie de entrevistas a los historiadores estadounidenses James y Edna Wilkie. En una de ellas, el fundador del PAN precisó su postura frente al improbable caso de una victoria de su partido en una campaña presidencial:

"... no hemos tenido mucha ansiedad de llegar a puestos de gobierno. Reconocemos inclusive que si mañana, por uno de esos trastornos públicos de fondo, Acción Nacional tuviera que hacerse cargo del gobierno, tendría que hacer un esfuerzo intenso para formar un equipo de gobierno. Tal vez un gobierno de unión nacional".

Gómez Morín reconocía la impreparación del PAN para ejercer el Poder Ejecutivo y la justificaba con cierta olímpica serenidad:

"Estamos todavía en la situación clásica de un partido de oposición. No de 'Her Majesty's loyal oposition', que puede ocupar los puestos al día siguiente que sale el gobierno, sino en la posición de la oposición latina: un partido que está señalando errores, que está indicando nuevos caminos, que está tratando de limpiar la administración, de mejorar las instituciones, de programar el esfuerzo colectivo de mejoramiento y de formar ciudadanos y personas capaces de ocupar con rectitud y eficacia los puestos públicos".

"Bregando eternidades" en el Congreso y en unos cuantos estados y municipios, siempre en condición minoritaria, el PAN tuvo el mérito histórico de mantener la alternativa democrática frente al PRI (que representaba la simulación democrática) y las diversas corrientes de izquierda, que despreciaban la democracia como un artificio burgués. Pero esa misma condición testimonial (un partido de profesionistas de clase media que hacían política de tiempo parcial) los privó de la experiencia directa del poder.

De pronto, la eternidad se adelantó unos cuantos milenos sin que el PAN hubiese formado aquellos "ciudadanos y personas capaces de ocupar con rectitud y eficacia los puestos públicos" que vislumbraba Gómez Morin. Para el año 2000, sus legendarios fundadores habían muerto; muchos de sus primeros cuadros -luchadores cívicos entusiastas- se habían desanimado de la "brega" o de las concesiones doctrinales y políticas al PRI, y prefirieron dispersarse; no pocos renunciaron a su filiación; y, por si fuera poco, la generación más joven tenía sólo dos cabezas visibles, un tribuno y un ideólogo: Diego Fernández de Cevallos y Carlos Castillo Peraza. Ninguno de los dos asimiló creativamente las respectivas derrotas electorales de 1994 y 1997. El primero tomó distancia de la política; el segundo, trágicamente, se hundió en una depresión que lo condujo a la muerte. Es verdad que para entonces una nueva corriente de "neo panistas" se había incorporado al viejo partido (el valeroso y malogrado Manuel Clouthier, Francisco Barrio, entre varios otros) pero no llegaron a integrar un grupo político profesional ni un proyecto coherente. En el umbral del siglo XXI, el vacío de experiencia y cuadros señalado por Gómez Morin se hizo más evidente, pero la crisis política y moral del PRI era aún mayor que la del PAN. Y así fue como por "uno de esos trastornos públicos de fondo", el PAN llegó al poder.

Al momento de "hacerse cargo", el PAN no sólo carecía de un equipo de gobierno sino de un líder propiamente político. Su caudillo fue un outsider que desde el inicio confundió la vida política con la empresarial y consideró normal acudir a una agencia de Head hunters para integrar su gabinete. Las expectativas del año 2000 reclamaban un liderazgo radicalmente distinto, que convocara -como había previsto Gómez Morin- a un gobierno de unión nacional. En aquel contexto era posible establecer una alianza con varios políticos experimentados de la izquierda, sobre la plataforma común de combatir los vastos intereses creados (públicos y privados) de la era del PRI. No se hizo, y la novatada política -en un contexto mundial favorable- costó al país seis años irrecuperables.

El diciembre de 2006 llegó al poder un joven parlamentario que por vocación y carácter se propuso trascender aquel concepto de "oposición latina". Quiso ejercer plenamente el poder pero en la gravísima crisis postelectoral de aquel año (y con un voto minoritario frente a sus dos adversarios combinados) parecía juicioso volver a la receta del fundador: la formación de un gobierno de (limitada) unidad nacional, esta vez con un sector del PRI. Si Gómez Morin (en el cenit autoritario del sistema) había considerado la posibilidad de un gobierno de unidad, ¿por qué el PRI del 2006 (relegado a la tercera fuerza, derrotado en dos elecciones sucesivas) habría de ser un socio inadmisible? Un gobierno de coalición hubiese fortalecido al Estado, pero el presidente optó por anclar su credibilidad en el ejército e integró un gabinete endogámico. Ambas decisiones -en un contexto internacional desfavorable- han implicado grandes costos.

Por seis décadas, las generaciones panistas jugaron al poder sin buscar el poder. Cuando el poder les cayó del cielo, ansiosamente quisieron ejercerlo con ejecutivos de negocios o con amigos fieles. El resultado está a la vista: el PAN carece de un elenco sólido para competir en las próximas elecciones. El manejo ineficaz de la precampaña, los desangelados debates, las propuestas tímidas y vagas son prueba de una impreparación que viene de muy atrás. Con todo, el PAN es el único partido que celebra comicios democráticos internos. Por eso sería muy lamentable que la elección del día de hoy se manchara, en la percepción pública, con sospechas de manipulación. El mermado capital moral del PAN se erosionaría definitivamente.

Por Enrique Krauze, Periódico Reforma, 5 de Febrero del 2012

Elección panista, por Catón

posted Feb 5, 2012, 2:56 PM by Elección México   [ updated Feb 5, 2012, 2:57 PM ]

Al principiar la noche de bodas Meñico Maldotado dejó caer la bata que lo cubría y se presentó al natural ante su flamante mujercita. Lo miró ella y sugirió: "¿Te parece si mejor vemos la tele?"... El reverendo Rocko Fages, Pastor de la Iglesia de la Tercera Venida (no confundir con la Iglesia de la Tercera Avenida, que permite el adulterio a condición de que no se cometa de pie, pues eso puede conducir a bailar, lo cual es pecaminoso), asistió a una convención de predicadores en Las Vegas. La mismísima primera noche del congreso hizo amistad con una linda hermana de otra congregación. De inmediato hubo entre ellos buena química, y física mejor. Acordaron que ella iría al cuarto del reverendo. "Pero le ruego, hermana -pidió él-, que suba usted por la escalera de incendios y entre por la ventana de la habitación, pues si los del hotel se enteran de que hay otra persona en el cuarto me cobrarán tarifa doble, y ya sabemos lo que dice el sagrado libro en Reyes 4:7: 'Paga a tus acreedores'". Así lo hizo la hermana. La estratagema, sin embargo, no dio resultado. De inmediato sonó el teléfono en la habitación. "Pastor Fages -le dijo el gerente del hotel al reverendo-. Nuestro jefe de seguridad nos acaba de informar que hay en su habitación otra persona a más de usted. Tendremos que cobrarle la tarifa correspondiente a ocupación doble". "Está bien -aceptó de mala gana el predicador-. Pero entonces por lo menos mándenos otra Biblia de las que ponen en el cajón del buró"... Si los panistas saben lo que les conviene, votarán hoy por Josefina Vázquez Mota. Ella representa la única posibilidad que tiene el PAN de no ir a una debacle en la elección presidencial. Yo, sin ser panista (tampoco soy priista o perredista: soy -intento ser- periodista), admiro a esa señora por su talento, su honestidad y su vocación de servicio. Pienso que es hora ya de que en este país una mujer pueda llegar a la Presidencia. Por eso espero que la señora Vázquez Mota obtenga la candidatura, y que la gane en la primera votación, pues si la elección se va a una segunda vuelta las cosas para ella se pondrán más difíciles. Lo mejor que le podría pasar a Calderón sería que su delfín perdiera. Con eso el Presidente ganaría, igual que su partido. La candidatura presidencial de Josefina Vázquez Mota no sería meramente simbólica: sería una candidatura viable que los señorones del PRI y el PRD tendrían que ver con respeto. Desde luego para aspirar al triunfo ella tendría que deslindarse por completo de Calderón, a fin de no resentir los efectos de la mala imagen que los más de los ciudadanos tienen de la administración actual. Pero no adelantemos vísperas, pues hoy todo puede suceder. A pesar de su gran ventaja en las encuestas la señora Vázquez Mota podría muy bien ser arrollada por la maquinaria puesta al servicio del precandidato oficial. Hay quienes en su desesperación pierden hasta el instinto de conservación... El abuelo de Pepito descansaba en su sillón con taburete. Llegó el chiquillo y le jaló una pierna. "¿Por qué haces eso, niño?" -preguntó amoscado el valetudinario caballero. Responde el chiquillo: "Es que dice mi mamá que cuando estires la pata tendremos dinero para ir a Disneylandia"... Un individuo entró en el baño de hombres de un hotel en Las Vegas y vio ahí tres máquinas expendedoras. La primera tenía un letrero que decía: "Esta máquina vende pastillas anticonceptivas". El letrero de la segunda indicaba: "Esta máquina vende preservativos". Y en la tercera se leía: "Esta máquina hace obra de mujer". Y tenía un agujero. El tipo pensó que había ilación entre las tres máquinas, y puso la consabida parte en el hoyo mencionado. Al punto lanzó un terrible ululato de dolor. Sacó aquello, y vio que en la punta la máquina le había cosido un botón... El marido llegó a su casa en hora avanzada de la noche, se metió en la cama y se acercó a su mujer con obvias intenciones de erotismo. Ella le dijo: "Hoy no. Me duele la cabeza". Exclama el tipo con enojo: "Bueno, pero ¿qué les pasa esta noche a todas?"... FIN.

Por Armando Fuentes Aguirre "Catón", Periódico Reforma, 5 de Febrero del 2012

México: Sociedad de Clase Media, Pobre No Más, Desarrollado Aún No

posted Jan 31, 2012, 9:30 PM by Elección México   [ updated Feb 1, 2012, 9:47 PM ]

Leer el estudio completo (en inglés)

Las clases sociales se definen generalmente en función a criterios tales como la propiedad, la riqueza, educación, ocupación u origen social. Algunas teorías económicas establecen la clase social en función del lugar que cada persona ocupa en el proceso de producción. Algunas sociedades giran en torno a las diferencias de clase, mientras otras sociedades ignoran su existencia. Algunos crean organizaciones políticas y partidistas en torno a las clases sociales, además de usar otros mecanismos para cruzar deliberadamente las líneas sociales que los separan. Por ejemplo, en Inglaterra, los partidos Laborista y Conservador están originalmente organizados en torno a una clase social, mientras que en los Estados Unidos, los partidos Republicano y Demócrata no están directamente vinculados con los estratos sociales, sino que están divididos por las diferencias culturales y regionales.

El concepto de clase media es difícil de establecer y complejo de entender. Desde una perspectiva marxista, la definición de la clase social está en el proceso productivo (propietarios de los medios de producción en comparación con los trabajadores), la noción de "clase media", es deplorativa en cierta medida. 

Aún así, las clases medias de casi todas las sociedades modernas y desarrolladas, tienen una característica en común: los que forman parte de la clase media ganan lo suficiente para vivir en un entorno urbano y quieren mejorar sistemáticamente su posición social y económica. Por lo menos en un sentido coloquial, la definición de una persona de clase media tiene que ver con un cierto nivel de independencia económica, incluso si una persona tiene poca influencia política o social. El concepto de clase media es elástica, ya que incluye a las personas con niveles de ingresos muy distintos. El término abarca profesionales, empresarios, burócratas, académicos y otros trabajadores, los cuales tienen ingresos suficientes para vivir.

Un hogar de clase media en México es en general una familia que vive en un contexto urbano, aunque no hay ninguna razón para excluir la posibilidad de que los hogares en las zonas rurales también se están dirigiendo en esta dirección. La transformación de un país principalmente rural y pobre en su mayoría hacia uno con menos pobres y más clase media fue posible, en gran parte, gracias a la revolución de las comunicaciones, la mejora del transporte, y los beneficios de la emigración, en particular por las remesas.

Además de la disponibilidad de ingresos suficientes, la clase media mexicana se define por la búsqueda de la movilidad social y el progreso, el empleo (normalmente en el sector de servicios), interés por la cultura, el cine y otras expresiones artísticas como medio de entretenimiento. El alquiler o la propiedad de una casa o apartamento para tu familia, la adición de un segundo piso al hogar, la propiedad de automóviles, o la satisfacción de otras necesidades materiales. Lo mismo sucede con la cantidad de familias que tienen una televisión, acceso a Internet, y la participación en las redes sociales virtuales. De hecho, en la medida en que un país avanza en la era de la información, donde la capacidad de la tecnología y la creatividad juegan un papel fundamental en el  desarrollo, determina en gran medida el tipo de oportunidades de crecimiento y empleo que un número cada vez mayor de personas de clase media puede aspirar.

La definición de la clase media también incluye una visión positiva del mundo, interesados ​​en disfrutar de la vida más allá del día a día, la expectativa de progreso económico sistemático, y la creencia de que la educación es esencial para el desarrollo de los hijos.

La búsqueda de mejores escuelas es una clara demostración de los valores que motivan a la clase media, y explica el notable crecimiento de bajo o ningún costo de los centros educativos para satisfacer esta demanda en México. En la medida en que los padres asocian la educación con éxito en la vida, las semillas de una clase media permanente se siembran y se establece un camino sistemático hacia el progreso.

Para satisfacer esta demanda, ante los cuellos de botella en la expansión de los sistemas de educación pública, el número de establecimientos privados dedicados a los servicios educativos ha crecido de 33.495 según el Censo de 1999 Económico del INEGI, a 44.780 en 2009, lo que representa un aumento del 34%.

El número de personas empleadas en la prestación de estos servicios aumentó un 81%, pasando de 362.015 a 653.736 personas. La expansión de la educación privada es un fenómeno generalizado. Esta expansión ha tenido lugar incluso cuando, por razones demográficas, el número de jóvenes estudiantes está disminuyendo. En resumen, la combinación de más personal y menos estudiantes deben dar lugar a un aumento gradual en la calidad de la educación. Pueden ser difícil de identificar algunos de los factores que caracterizan a la clase media, pero es menos complicado identificar a las personas que se caracterizan por estos factores en términos de política o de consumo.

Para los analistas del mercado, quienes dan importancia a diferenciar los grupos sociales de acuerdo a los parámetros por lo general relacionados con su capacidad de consumo, la clase media puede estar claramente delimitada y subdividida de acuerdo a los patrones de ingreso y consumo. Por difícil que puede ser la definición de la clase media en términos conceptuales, en México la clase media en términos prácticos es visible, y puede ser medida.

 

Transformación hacia una sociedad de clase media

> El aumento del PIB per cápita se traduce en una mejor calidad de vida y esperanza de vida para los mexicanos.

> A pesar de la pobreza generalizada que existe, México ya no es considerado un país pobre.

> La elección presidencial de 2006 provocó un alza en las transferencias en especie a la población de menores ingresos, lo que podría distorsionar las estadísticas de pobreza.

> La existencia de más personas en edad laboral es propicio para el desarrollo y la acumulación de riqueza.

> Hoy, los mexicanos reciben más y mejor educación que sus padres.

> Se ha transitado desde una sociedad estructuralmente pobre a una población capaz de transformar su calidad de vida.

> Cambios en los patrones de consumo han transformado a México de una sociedad desafiada por la desnutrición a una con problemas de obesidad.

> El gasto total en salud entre los sectores públicos y privado se ha triplicado en 18 años.

> Una porción cada vez mayor de mexicanos es propietario de su casa.

> La calidad de la vivienda ha mejorado, actualmente el 60% de los mexicanos viven en hogares con tres o más dormitorios.

> El acceso al crédito se ha incrementado, aumentando la capacidad de los mexicanos para comprar automóviles.

> El poder de adquisición ha aumentado, provocando cambios en los estilos de vida y los patrones de consumo.

> El uso de teléfonos celulares e Internet ha crecido en la última década.

> Hoy, el 65% de los mexicanos viaja fuera de su ciudad por lo menos una vez al año.

 

Conclusiones

Los dos argumentos centrales de este libro son, en primer lugar, que México se ha convertido en una sociedad de clase media, aunque todavía en una fase precaria, ha sido transformado en todos los frentes, y en segundo lugar, que no hay nada más importante para México que el futuro de su desarrollo y estabilidad para fortalecer y ampliar su clase media, especialmente ahora, cuando la situación económica mundial y nacional han cambiado los patrones de crecimiento y desalentado las expectativas sobre el futuro.

En tales circunstancias, la pregunta pertinente debe ser: ¿qué debe hacer la sociedad para ayudar a avanzar y convertirse en una nación de clase media?

Es importante reconocer que a pesar de las apariencias e independientemente de la actual crisis económica mundial, no hay duda de que los diversos segmentos de la población mexicana han experimentado sustanciales mejoras económicas en los últimos años (a pesar de que la brecha entre ricos y pobres persiste). Los últimos 15 años de estabilidad económica y la coyuntura demográfica han hecho posible el crecimiento de la clase media, tal como sucedió en la década de 1950 y 60. En el segundo capítulo de este libro se muestra cómo esto ha tenido lugar y por qué el proceso mexicano ha sido diferente, sobre todo porque (aunque este fenómeno no es exclusivo de México) el crecimiento de la clase media tiene más que ver con los ingresos combinados de una familia y no con el empleo o salario de un solo individuo.

La estabilidad económica de México y el crecimiento de la clase media se debe, en esencia, a cuatro factores que se han descrito. En primer lugar es la caída de las tasas de fecundidad y la reducción de la tasa de dependencia: el número de niños y personas mayores dependientes de la fuerza laboral.

En segundo lugar está la estrategia macroeconómica dedicada específicamente a lograr la estabilidad, es decir, un modesto déficit fiscal y una política monetaria destinada a combatir la inflación. No es casualidad que el denominador común entre las dos grandes épocas de crecimiento de la clase media en México (1950 y '60, y desde aproximadamente 1995 hasta la actualidad) ha sido la estabilidad económica y financiera, aun cuando las tasas de crecimiento económico no hayan sido espectaculares.

El tercer factor es la apertura económica y la eliminación de barreras a la inversión y el comercio. Por supuesto, estas medidas no se han utilizado lo suficiente como para alcanzar altos niveles de crecimiento económico, pero el papel importante y trascendental que desempeñan en la fabricación de bienes y servicios fundamentales para la clase media no debe ser subestimado. El cuarto factor tiene que ver con la importante expansión de los servicios de educación, salud, así como los programas de reducción de la pobreza.

En este contexto de progreso económico y social, el mayor desafío de la clase media mexicana radica en la crisis económica que ha afectado al mundo y de cierta manera a la economía nacional. El riesgo es doble: en primer lugar, las familias que ya han alcanzado un estatus de clase media podrían perder su capacidad para mantenerse ahí, y en segundo lugar, la falta general de crecimiento económico limita las oportunidades y movilidad social, que se traduce en un estancamiento generalizado y, en consecuencia, menores posibilidades de las familias para unirse a la clase media de México.

El reto, como se ha descrito, no es sólo la prevenir la erosión de la incipiente clase media, sino más bien la creación de condiciones que sirvan como una plataforma para apoyar su crecimiento. Esa oportunidad podría materializarse si, como parte de la estrategia del Gobierno se eliminan los principales obstáculos para el crecimiento. Esto podría servir no sólo para acelerar la recuperación económica, sino también para allanar el camino a una mayor productividad y movilidad social.

Al considerar la manera de consolidar la clase media, hay que entender la dinámica de la transformación de la producción de bienes y servicios y especialmente los medios para agregar valor en la economía mundial actual. Esto significa el fortalecimiento de los factores que se han mencionado: aprovechar el bono demográfico, mantener la estabilidad macroeconómica, ampliar la apertura y la competencia en todos los sectores económicos, y revolucionar los sistemas de educación y salud para satisfacer las necesidades y las expectativas de los ciudadanos del país.

En este año del bicentenario de la independencia de México, vale la pena preguntarse si el país está alcanzando la madurez a sus 200 años de antigüedad. La respuesta está en su capacidad para convertirse en un país de clase media. Las condiciones en el 2010 son mucho mejores que en 1810 o 1910, gracias a la democracia (aunque imperfecta), a una economía más competitiva  (a pesar de los monopolios en algunos sectores), el bono demográfico que representa una oportunidad única para lograr un desarrollo auténtico, y sin lugar a dudas, una mayoría de la población en la clase media, a pesar de que muchos analistas y políticos se rehúsen a reconocerlo.




Por Luis de la Calle y Luis Rubio, Wilson Center, Enero del 2012

México: Sociedad de Clase Media, Pobre No Más, Desarrollado Aún No


Benedicto XVI: visita polémica

posted Jan 29, 2012, 4:39 PM by Elección México   [ updated Jan 29, 2012, 4:45 PM ]

La visita del Papa Benedicto XVI a México sí influirá en las elecciones del 1o. de julio, afirma el especialista en temas religiosos Elio Masferrer Kan.

El académico, quien desde 1997 analiza cuál es la injerencia de la religión en la emisión del voto –tendencia que él ha denominado "voto creyente"–, afirma que alrededor de un tercio del electorado considera como un elemento importante para decidir por quién votar la religiosidad del candidato.

"¿Qué dice la gente? Que si el candidato es creyente, por lo menos va a tener miedo de la justicia divina y no va a ser tan transa. El argumento es que aquí no le iban a hacer nada, pero por lo menos va a tener miedo de arder en los infiernos", explica.

El profesor de la Escuela Nacional de Antropología e Historia indica que la apuesta del Partido Acción Nacional con la visita de Benedicto XVI es allegarse un porcentaje de los votos del sector más católico y conservador que apoya al PRI y para quienes "el dedo del Papa" sí puede ser un factor determinante en la emisión de su sufragio.

Recuerda que, según la encuesta Geometría Política 2012 (Enfoque 921), el 63 por ciento de los electores se ubican a sí mismos en posiciones de derecha y centro-derecha y, entre ellos, el 40 por ciento apoya al abanderado del PRI a la Presidencia de la República, Enrique Peña Nieto; mientras que el 23 por ciento apoya a Josefina Vázquez Mota, la precandidata del PAN mejor posicionada.

El también presidente de la Asociación Latinoamericana para el Estudio de las Religiones señala que, a juzgar por dicha encuesta, el enemigo a vencer para Acción Nacional es Peña Nieto, y la lucha por los votantes se dará entre el electorado de centro-derecha y derecha.

Lo anterior porque –a decir del académico– Vázquez Mota (a quien él ya ve como candidata panista) no tiene ninguna posibilidad de ganar adeptos entre los electores de centro-izquierda e izquierda, cuyos sufragios se han repartido históricamente entre el PRI y el PRD.

"Está claro que Josefina no tiene ninguna posibilidad entre la izquierda y centro-izquierda, pero en el centro, centro-derecha y derecha, el enemigo a vencer es Peña Nieto.

"El PAN tiene un voto duro de alrededor del 25 por ciento, entonces necesita el 13 por ciento, ya que tenemos un sistema tripartita, y esos votos los puede conseguir en esa franja de voto duro conservador que apoya al PRI y que sí puede tomar en cuenta el dedo del Papa", sostiene.

El antropólogo precisa que entre esos votantes conservadores se encuentran integrantes de la estructura de la Iglesia Católica, de ahí que una de las actividades del Pontífice durante sus casi cuatro días de estancia en México –del 23 al 26 de marzo– sea dirigir un mensaje a los obispos mexicanos y latinoamericanos presentes en Guanajuato, sede de la visita papal.

"El hecho de que venga el Papa es también un mensaje muy importante para un sector de la jerarquía católica, de obispos y arzobispos que son priistas. Es un mensaje muy importante de que el Papa dice que hay que estar con los azules", advierte.

El antropólogo destaca el hecho de que ésta sea la primera visita que un Papa realiza a México en momentos electorales.

Los registros de las cinco visitas realizadas por su antecesor, Juan Pablo II, indican que en sus 26 años de pontificado, el Vaticano evitó que sus viajes al país coincidieran con coyunturas electorales: la primera fue entre enero y febrero de 1979, la segunda en mayo de 1990, la tercera en agosto de 1993, la cuarta en enero de 1999, y la quinta entre julio y agosto de 2002.

Masferrer Kan indica que a pesar de que la Conferencia del Episcopado Mexicano ha reiterado hasta el cansancio que la visita del Pontífice tiene objetivos pastorales, su llegada parece meticulosamente pensada para tratar de influir en el voto de los sectores más conservadores.

En su opinión, no es casualidad que la visita se concentre en Guanajuato, entidad gobernada ininterrumpidamente por el PAN desde 1991, y que coincida con dos hechos políticos: el arranque de las campañas electorales (el 30 de marzo) y la aprobación en la Cámara de Diputados de la reforma al artículo 24 constitucional (en diciembre pasado), que elimina la prohibición de que los actos de índole religioso se realicen en espacios públicos.

Para el experto en religiones, el PAN negoció una visita papal en pleno proceso electoral en un intento por mantener el control del gobierno; mientras que la Iglesia Católica la aceptó para evitar la pérdida de más fieles.

"¿Por qué se juegan la carta? La Iglesia Católica está perdiendo feligreses de forma violenta; se está jugando la supervivencia. El PAN se está jugando el control del gobierno. Tienes dos actores desesperados que confluyen en sus posibilidades", sostiene.

Por Martha Martínez, Periódico Reforma, 29 de Enero del 2012

Josefina

posted Jan 28, 2012, 12:28 PM by Elección México   [ updated Jan 28, 2012, 12:29 PM ]

Resulta imposible pensar o suponer que el 5 de febrero podría haber una sorpresa en la interna panista y, si de hecho la hubiera, se podría prestar a todo tipo de especulaciones.

El PAN elegirá su candidato a la Presidencia de la República el próximo 5 de febrero. Falta poco más de una semana, pero la suerte está echada. La ventaja de Josefina Vázquez Mota sobre Santiago Creel y Ernesto Cordero es irremontable. Los sondeos de opinión no mienten.

La encuesta Mitofsky de enero la ubica como la preferida de los simpatizantes del PAN: Vázquez Mota 60 por ciento, Santiago Creel 26 por ciento y Ernesto Cordero 10 por ciento. La distancia que la separa de sus contendientes es abrumadora.

Pero además, en población abierta es la candidata más competitiva. Mientras Vázquez Mota se sitúa en el segundo sitio (23 por ciento) frente a Peña Nieto (41 por ciento) y por encima de López Obrador (18 por ciento), Santiago Creel (18 por ciento) empata con AMLO (18 por ciento) y se sitúa más lejos de Peña Nieto (44 por ciento).

Y de Ernesto Cordero mejor ni hablar, porque se ubica en el tercer sitio (14 por ciento), por debajo de López Obrador (20 por ciento), y a 30 puntos de distancia de Peña (44 por ciento).

Así que no hay duda alguna. Vázquez Mota es la candidata más competitiva y la que tiene la posibilidad real de posicionar al PAN como la segunda fuerza. Este elemento es muy relevante.

La elección de 2012 seguirá el patrón de las dos anteriores. La contienda tenderá a polarizarse entre dos contendientes como ocurrió antes: Fox-Labastida en 2000 y Calderón-AMLO en 2006. En esta ocasión la contienda se polarizará entre el PRI y el PAN o entre el PRI y el PRD, ya que se puede dar por descontado que Peña arrancará como el favorito.

De ahí la importancia estratégica que tiene para el PRD y el PAN posicionarse como la segunda fuerza. Porque el candidato que arranque en tercer sitio el 30 de marzo tendrá enormes dificultades para reposicionarse en los 90 días -abril, mayo, junio- que durará la contienda.

Este cálculo deberá estar presente no sólo entre los militantes y simpatizantes de Acción Nacional, sino también entre los aspirantes y los cuadros directivos del partido, incluido el presidente de la República.

De hecho, el razonamiento para elegir a Isabel Miranda de Wallace candidata al gobierno de la Ciudad de México se hizo con coordenadas similares. Ante la debilidad del PAN en el Distrito Federal se optó por alguien que garantiza mayor competitividad.

Tanto Santiago Creel como Ernesto Cordero han afirmado, sin embargo, que nada está definido. ¿Por qué? Porque el candidato no se elige entre población abierta, sino entre los militantes y adherentes del PAN, que suman aproximadamente un millón 800 mil personas.

Son ellos y únicamente ellos los que votarán el 5 de febrero. Este hecho introduce una variable adicional. La posibilidad de que los funcionarios de gobierno del PAN, ahí donde detentan el poder, y la burocracia partidaria, además del presidente de la República, operen para inclinar la balanza a favor de algún precandidato.

Eso fue lo que ya ocurrió en Sonora. Santiago Creel denunció ante la Comisión Nacional de Elecciones del PAN el comportamiento del secretario de Gobierno, Roberto Romero, quien pidió -según revela un audio- a sus empleados votar por Ernesto Cordero.

El audio en cuestión involucra al gobernador del estado, Guillermo Padrés, e indirectamente a Felipe Calderón, porque el secretario de Gobierno afirma que su jefe le debe lealtad al presidente de la República y debe favorecer la candidatura del delfín -aunque en este caso sea Cordero y no pez.

El punto, sin embargo, no está en si hay o no inducción del voto, porque allí están las pruebas, sino si efectivamente puede inclinar la balanza a favor de Ernesto Cordero, porque obviamente no hay ninguna evidencia de que Creel vaya a ser favorecido de esa manera.

No es fácil medir ni evaluar los efectos de semejantes procedimientos. Primero, porque el grueso de los panistas tienen una cultura democrática. Segundo, porque suelen tener reacciones negativas a cualquier imposición. Creel lo experimentó, para mal, cuando perdió frente a Calderón, pese a contar con apoyo de Fox.

Pero además, hay otro factor fundamental: los números que arrojan las encuestas. En el equipo de Ernesto Cordero se argumenta que los sondeos no reflejan lo que en realidad está ocurriendo. Es imposible hacer una encuesta -dicen- entre los simpatizantes y adherentes del PAN.

El argumento es completamente falaz. El padrón de un millón 800 mil militantes y adherentes cuenta, obviamente, con nombres y direcciones.

A principios de enero, Buendía&Laredo realizó una encuesta telefónica para El Universal únicamente entre los simpatizantes y adherentes del PAN. Los números son concluyentes: Josefina Vázquez Mota 57 por ciento, Santiago Creel 22 por ciento, Ernesto Cordero 18 por ciento.

Estas cifras coinciden, grosso modo, con las de Mitofsky, pero son mucho más contundentes porque se refieren al universo de personas -los panistas- que definirán la elección.

De manera tal, que resulta imposible pensar o suponer que el 5 de febrero podría haber una sorpresa y, si de hecho la hubiera, se podría prestar a todo tipo de especulaciones, como, por ejemplo, que los mecanismos de inducción del voto sí habrían funcionado.

Como quiera que sea, no parece probable que eso pueda ocurrir.

Lo cierto es que la persistencia y tozudez de Creel y Cordero se inscriben en otra lógica. El candidato del PAN debe ser elegido con al menos el 37 por ciento de la votación y con una ventaja de 5 puntos. Si no es así, se deberá programar una segunda vuelta, a menos que Creel o Cordero declinen y se sumen a Vázquez Mota.

O sea, se mantienen en la contienda no con la esperanza de triunfar, sino de negociar su futuro.

Josefina ya ganó.

Por Jaime Sánchez Murray, Periódico Reforma, 28 de Enero del 2012

Estrangulados

posted Jan 24, 2012, 5:53 PM by Elección México   [ updated Jan 28, 2012, 12:29 PM ]

El dilema mexicano es claro. La sociedad demanda más espacios democráticos; los partidos intentan lo contrario: cerrarlos. La sociedad clama por candidatos ciudadanos, por reelección de los legisladores y alcaldes, por campañas con contenido. Los partidos niegan esas posibilidades. La explicación individualizada -tal partido sí favorece X medida y se le oponen fulano y perengano- no se sustenta. El hecho concreto para la ciudadanía es que los tres partidos políticos nacionales bloquean una u otra propuesta. Están jugando con fuego, recordemos la molestia expresada a través del voto nulo en el 2009 que creció como la espuma. Quizá fue eso lo que propició que Calderón impulsara una reforma que incluía algunas de esas demandas ciudadanas, reforma que por supuesto no progresó.

El hecho es que aquí estamos en el 2012 y una de las novedades de la muy cuestionada ley electoral del 2007 es que -hoy por hoy- los debates públicos en esta etapa del proceso no están contemplados por la ley, ¡están sancionados! Qué democracia. Pongamos el asunto en perspectiva. Puntos más puntos menos pero alrededor del 95% de la población recibe su información política a través de los medios masivos de comunicación. Los lectores de periódicos somos una minoría muy pequeña. Sin los medios es imposible explicar la creciente politización de México, politización que ha propiciado la competencia, la alternancia y mayor exigencia ciudadana. Además la sociedad mexicana todavía está muy dispersa. Algo así como 100 mil comunidades tienen menos de 1000 habitantes. Pues en ese país donde los spots oficiales del IFE promueven la participación, se llegó a la brillante idea de impedir la difusión de los debates entre precandidatos.

El asunto es una afrenta al sentido común. Se supone que tanto las precampañas como las campañas tienen como finalidad que los ciudadanos conozcan a los aspirantes a los puestos de representación popular. Insisto en las precampañas. Si los partidos deciden sus postulaciones cada vez más a través de encuestas, es decir de indagaciones científicas del sentir ciudadano tanto entre sus simpatizantes como entre población abierta, cómo se supone que se informen los ciudadanos. Los debates en México han sido una historia de éxito en tanto que son esperados por la población como un ingrediente muy importante de su decisión final. Pues en este México los debates enfrentan infinidad de obstáculos.

El viernes 13 de enero Joaquín López Dóriga se vio obligado a cancelar un debate entre los aspirantes de la izquierda al gobierno capitalino porque la CIRT le advirtió de los riesgos legales. Pero la CIRT lo único que hizo fue seguir los confusos lineamientos de la ley. Los debates sólo deben ser organizados por el IFE en tiempos oficiales. Suena estaliniano. Según el TEPJF ni la libertad de expresión ni la actividad periodística amparan los debates. Además las personas que no militamos en los partidos podríamos caer en el riesgo de escucharlos, pues supuestamente -durante las precampañas- las acciones están dirigidas sólo a los militantes. El colmo del absurdo es escuchar por la radio los spots de los precandidatos con la leyenda final de que están dirigidos sólo a los militantes. ¡Genial! Recordemos además que hay un problema técnico irresoluble que apareció en el caso de la elección en Nayarit: cómo hacer que las ondas hertzianas sólo lleguen a la población que la ley considera indicada.

Hay más, ahora aparece la figura de la "adquisición indebida" de tiempos en radio y TV. Si un comunicador decide organizar un debate, cabe la duda sin fundamento de que haya sido "comprado" para ese fin. Increíble pero en pleno siglo XXI en acatamiento de la ley el TEPJF ordenó al IFE citar a declarar a 37 periodistas -entre los cuales se encuentran los de mayor prestigio y presencia nacional- por haber cometido la osadía de haber entrevistado al candidato priista al gobierno de Michoacán. ¿Libertad de expresión? Ahora resulta que los profesionales de la comunicación están limitados para divulgar el pensamiento y proposiciones de los contendientes políticos.

Es por eso que la CIRT solicitó al IFE le responda 19 preguntas muy concretas sobre cómo interpretar la ley en relación a la organización y transmisión de los debates. ¿Sólo pueden ser organizados por las autoridades? Qué pasa con los tiempos oficiales. Cómo se configura la "adquisición indebida". ¿Se requiere autorización previa? Están o no amparados en la actividad periodística. Se puede o no transmitir los debates organizados por los partidos. ¿Qué hacer con los candidatos únicos? Qué hacer con las circunscripciones geográficas, etcétera. Yo agrego, ¿y el internet?

Hace cuatro años un grupo de mexicanos nos amparamos en contra de la nueva ley electoral. La consideramos violatoria de varias garantías constitucionales. Se nos criticó aduciendo una defensa de los medios. Hoy las restricciones para los ciudadanos son evidentes. Se estrangula la participación. ¿No que no?

Por Federico Reyes Heroles, Periódico Reforma, 24 de Enero del 2012

Josefina, por Catón

posted Jan 23, 2012, 6:15 PM by Elección México   [ updated Jan 23, 2012, 6:15 PM ]

"¿Cuándo se acaba en el hombre el deseo de la mujer?" Así le preguntó un curita joven, angustiado porque continuamente lo acometían las tentaciones de la carne, a un anciano sacerdote de 97 años de edad. "Mira, hijo -respondió el santo varón-. Por lo que he leído en las Sagradas Escrituras; por mis estudios de la doctrina de los Padres y Doctores de la Iglesia; atendiendo a lo dicho por grandes confesores que conocen profundamente la naturaleza humana; pero sobre todo por mi propia experiencia, puedo decirte que el deseo del hombre por la mujer se acaba posiblemente unos 15 días después de que te has muerto". ¡Cuán sabio juicio es ése, y qué ajustado a la naturaleza! Pensaba igual aquel rudo individuo que abordó a una guapa mujer en un bar. Le dijo ella, cortante: "No pierdas tu tiempo. Soy lesbiana". "¿Qué significa eso?" -preguntó el ignaro sujeto. "Significa -respondió ella- que me gustan las mujeres. Me encanta acariciarlas, besarlas, sentirlas junto a mí". "¡Entonces venga esa mano! -exclamó alegremente el tipo-. ¡Yo también soy lesbiano!" Eso mismo intuyó Pepito. Estaba en el parque con su amigo Juanilito cuando pasó una estupenda morenaza de esculturales formas y ondulantes movimientos. La ve Pepito y le dice a su compañero: "¿Sabes qué? Estoy empezando a sospechar que hay en la vida otras cosas a más del Xbox, el PlayStation y el iPod". Recordemos también el cuento medieval del muchacho que por primera vez fue al pueblo llevado por su padre, con quien vivía, solos los dos, en la montaña. Jamás había visto una mujer el infeliz mancebo. Cuando las vio, lozanas y garridas, preguntó con asombro a su padre qué clase de criaturas eran ésas. "Son ocas", respondió el padre, temeroso de que su hijo fuese atraído por alguna de aquellas tentadoras. A fin de distraerlo lo llevó al mercado. Le mostró las ovejas, las vacas, los caballos que ahí había, y le dio a escoger. "¿Qué quieres?" -le preguntó. "¡Una oca, padre! ¡Una oca!" -respondió con ansiedad el mozo. Justifiquemos por eso al padre Arsilio. Fue sorprendido por la señorita Peripalda hojeando -y ojeando- un ejemplar de Playboy: "¡Pero, señor cura! -exclamó azorada la piadosa catequista-. ¡Usted viendo esa revista!" "Hija mía -suspiró el buen sacerdote-. El hecho de que esté a dieta absoluta no significa que no pueda ver el menú"... Paso ahora a otro tema, si bien menos agradable no por eso más importante... Desde luego los políticos también son gente, pero son menos gente que la demás gente. La gente común habla de deportes, de cine, de la demás gente. Los políticos hablan de política, de política y de política. La gente común desayuna huevos o cereal, come un bistec, cena una ensalada. Los políticos desayunan política, comen política y cenan política. Pienso que muchos políticos, puestos a escoger entre pasar un lindo rato con una bella dama o hacer con un colega la lectura -así debe decirse- del último acontecimiento de política, preferirían lo segundo. Si por males de mis pecados llegara yo a político, lo primero que haría sería ser menos político. Si Josefina Vázquez Mota obtiene la candidatura a la Presidencia por el PAN, será la más gente de los tres candidatos, sin que eso signifique que no sea política. Por eso espero que no pierda piso. Lo pierde en festejos multitudinarios que deben costar mucho dinero; lo pierde cuando pone en su equipo a urdidores de campañas negras y propaganda sucia. Pero comparada con Peña Nieto y López Obrador, Josefina es más persona y menos personaje. A Peña Nieto lo han hecho la televisión y el grupo Atlacomulco, esa misteriosa entelequia que vendría a ser, según parece, una especie de Yunque priista. A López Obrador lo han fabricado últimamente sus estrategas y asesores de imagen, que le cambiaron su discurso de bravucón de barrio por otro beatífico, de modo que un buen día amaneció repentinamente manso y humilde de corazón. Ambos son políticos profesionales. La aspirante panista, en cambio, está más cerca de la ciudadanía, de la común manera de ser del mexicano medio. Ojalá, vuelvo a decirlo, no pierda piso. Eso la alejaría de la gente... FIN.

Por Armando Fuentes Aguirre (Catón), Periódico Reforma, 23 de Enero del 2012

Intercambios

posted Jan 23, 2012, 6:02 PM by Elección México   [ updated Jan 23, 2012, 6:02 PM ]

El ocaso, el fracaso y el trancazo. La ruptura de la alianza electoral entre el PRI y el Panal pone al descubierto los agotamientos de formas y símbolos, de maneras y modos, pero no necesariamente es un quiebre de fondo de un acuerdo político.

Rompieron las figuras pero no los proyectos. Deshicieron el contrato para el alquiler de maquinarias pero no el pacto para el control educativo.

Esa alianza no estaba cifrada en un programa de gobierno, en un proyecto de país, en una propuesta de mejora educativa. Simplemente no les salían las cuentas. Sobraban candidatos y crecían las inconformidades.

El ocaso. Elba Esther Gordillo mantiene aún parte de su magia pero ya no es útil en las actuales circunstancias y con esta ruptura ha entrado en una encrucijada: ninguno de los precandidatos a la Presidencia la tiene en su corazoncito. Enrique Peña marcó su raya; Andrés Manuel López Obrador no va con ella ni a la esquina; Josefina Vázquez Mota es su odiada; Santiago Creel públicamente ha marcado su distancia, y Ernesto Cordero, si fuera fiel a las últimas decisiones del presidente Felipe Calderón, nada tendría que hacer con Elba.

La presencia de Elba Esther en la alianza resultó molesta. No sólo por los viejos agravios sino porque también estorbaba a los nuevos dueños del Partido: los Dinos y los Ladinos.

Los consentidos de la Maestra estaban de más. Donde quería de candidato al Yerno le tocaba al Dino. Donde iba un Maestro le tocaba al Niño. Donde iba la hija le tocaba al producto televisivo. Donde iba el Hijo Pródigo boxeador iba el junior priista golpeador.

En términos de política electoral el poder del Panal mengua. Podrá tener un candidato (a) a la Presidencia pero su papel de fiel de balanza no será similar al 2006. Quienes quieren acercarse a la Maestra buscan de ella el voto no la foto. La buscan para la maldad y para la trácala. Y para eso, por lo menos en el PRI, sobran operadores.

El fracaso. Desde que se inventaron las encuestas se acabaron los caciques y para el PRI es más fuerte un spot de televisión que un mitin de una sección sindical.

Elba Esther ha topado, una vez más, con su maldición. Sabe que los políticos siempre la usan y ahora, la rehúsan. Ella no es indispensable. Hoy las campañas tienen otros ingredientes en los cuales la mano caciquil magisterial no tiene el mismo peso que en otros sexenios.

Pero de fondo, el problema de Elba Esther es que ha fracasado en términos de su papel de liderazgo en la educación.

En el libro México, la gran esperanza, Peña dedica un capítulo denominado "Construir una sociedad de conocimiento", a esbozar su propuesta educativa. Ahí refiere la necesidad de que el gobierno apoye a los maestros y sus organizaciones gremiales pero no hace una mención particular del SNTE.

"Se debe distinguir y separar la política educativa de la política laboral en la relación entre el gobierno y el sindicato para poder avanzar en la primera, en la que hay importantes objetivos compartidos, mientras se dirimen diferencias naturales de la segunda", comenta en el texto. (México, la gran esperanza, Grijalbo).

El propio equipo de Peña registró la inconformidad de Elba Esther respecto a los señalamientos contenidos en el libro y en algunas entidades gobernadas por peñistas (Hidalgo, por ejemplo), ya se había declarado la guerra al SNTE por lo que la ruptura de la alianza no sólo proviene de los tradicionales enemigos de Elba sino de los propios peñistas.

Por el momento, Elba Esther tiene el tamaño de "margen de error" en una encuesta más que de aliada incómoda para una elección.

(Corre la maledicencia de que Peña rompió con Elba en venganza porque los maestros del SNTE no le enseñaron a leer. Pamplinas).

El reto de Peña en todo caso será ganarse a los maestros de base y deshacerse de la burocracia magisterial. ¿Podrá?

El trancazo. Lo que puede considerarse como un acto de arrojo de parte de Enrique Peña (romper con Elba Esther) puede ser también interpretado como un acto de debilidad.

Las candidaturas magisteriales que el PRI desdeñó han sido intercambiadas con los nuevos dueños del Partido y, aparentemente, de la campaña electoral: la nomenklatura y las televisoras.

Según el líder del Panal, Luis Castro, la alianza con los priistas fue rota debido a las presiones de la militancia veterana ("los marines, los murats y los labastidas"). Y efectivamente, en las entidades donde el Panal quería derecho de apartado protestaron los miembros de la nomenklatura. Pero en otras entidades no sólo se abrió paso a los Dinos sino también a candidatos impulsados por las televisoras.

Es el caso de Chiapas, donde se impidió la llegada de Mónica Arriola, la hija de Elba, como candidata a senadora en la alianza PRI-Panal, para abrir el espacio a un candidato impulsado por TV Azteca, en el formato seguido durante las últimas cuatro elecciones federales legislativas en las que se incrustan empleados de concesionarias para formar las telebancadas.

Ocaso, fracaso y trancazo.

Por Roberto Zamarripa, Periódico Reforma, 23 de Enero del 2012

Aversión al debate

posted Jan 23, 2012, 5:56 PM by Elección México   [ updated Jan 23, 2012, 5:56 PM ]

Confieso que vi el debate de los precandidatos panistas a la Presidencia de la República. Sé que los minutos que dediqué a ver sus discursos hablan muy mal de mí. Tantas cosas que podía haber hecho, y yo con la computadora prendida viendo sonrisas tiesas, palabras gastadas y promesas. Concursos de lealtad, incompetencia vuelta orgullo, la vacuidad congelada en mueca. Tal vez escribo este artículo para no sentirme tan culpable de haber perdido 60 minutos de mi vida.

El PAN fue un lujo de la vida política mexicana. No lo digo por sus ideas, sino por sus prácticas. Entre dos versiones del monólogo, el partido de la derecha mexicana discutía: discutía con el régimen, discutía con la alternativa de izquierda y, sobre todo, discutía consigo mismo. En el PAN había desacuerdos que se ventilaban. La penosa vida parlamentaria mexicana encontraba en la representación panista un manojo de voces que apostaba tercamente al argumento. Si un partido se empeñó en alimentar al Congreso con debates, fue el PAN. Lo hizo con algunos polemistas notables que se formaron resistiendo a una aplanadora. Una profunda tristeza deben haber sentido los panistas de antes al ver el encuentro de sus opciones para el 2012: ninguna de sus cartas para la elección presidencial encarna esa tradición parlamentaria que aún representa Felipe Calderón. Santiago Creel apela a su experiencia como si ésta fuera una carta de recomendación. Ernesto Cordero es un tecnócrata que, como tal, no recurre a la razón sino al argumento de autoridad y, sobre todo, a la cercanía con el Señorpresidente. Josefina Vázquez Mota sonríe.

Los panistas presentaban el encuentro como si fuera un debate pero no hubo nada que se acercara a la polémica. Cada uno caminando en su carril, sin voltear a ver al vecino. Ernesto Cordero intentó polemizar pero es obvio que carece de recursos para la esgrima intelectual. El actuario quiso cuestionar a la puntera pero no tiene idea de cómo hacerlo. Josefina Vázquez Mota, tan diestra para la polémica como Enrique Peña Nieto, escuchó la crítica de su adversario y siguió con su discurso sin cambiar de sonrisa. Es una desgracia para México que el partido de mayor tradición parlamentaria haya encallado de esa forma. El PAN terminó por reproducir la política cortesana del PRI y adoptar la futilidad de los pasquines de autoayuda. Escribo no solamente para quejarme de la peor hora de mi semana sino para registrar, por una parte, la debacle intelectual del PAN y, por otra, la ausencia de una cultura de la polémica en el país.

El fastidioso espectáculo panista es, con todo, más de lo que sus adversarios pudieron hacer. El PAN será el único partido capaz de organizar una elección para definir a su candidato presidencial. Puedo quejarme del "debate" panista porque ellos, por lo menos, lo simularon. Los otros ni siquiera se arriesgaron a la ficción. El PRI reunió al par que buscaba la Presidencia con el objetivo de demostrar Unidad. Los candidatos del PRD se habían comprometido a debatir para precisar sus diferencias pero finalmente decidieron no hacerlo. Creyeron que era peligroso. En eso parece que existe una coincidencia nacional: el debate es visto como una sustancia peligrosa: un material inflamable que puede ser muy difícil de apagar.

La aversión a la polémica no es, desde luego, un vicio exclusivo de la clase política. El repudio es nacional. Es infrecuente entre nosotros que el desacuerdo sea un juego de inteligencia, de razón y, por supuesto, de humor. Una partida que acepta y anticipa la jugada del otro, es decir, que reconoce su derecho a la réplica. Un juego que entiende que la discrepancia implica rivalidad pero no es una declaración de guerra. Discutir parece actividad de mal gusto, una agresión, una insolencia. Debatir es arruinar la fiesta de lugares comunes, vaguedades, evasivas y demás tributos a la falsa fraternidad. La aversión a la polémica nos lleva, así, de la etiqueta más barroca a la riña más pedestre. Complejísimas ceremonias para acolchonar la diferencia e improperios repetidos con imaginación de matraca. Vamos del abrazo al escupitajo. La saludable moderación de Andrés Manuel López Obrador, por ejemplo, no logró ubicarse en el territorio de la razón polémica para instalarse en un espacio beatífico. De la política pendenciera a la prédica amorosa sin atravesar el espacio de la polémica democrática.

La polémica es la tierra baldía de México. Cosío Villegas pedía que la vida pública fuera, en verdad, pública. Yo quisiera que el debate público fuera, en verdad, debate.

Por Jesús Silva Herzog Márquez, Periódico Reforma, 23 de Enero del 2012

Romper con Calderón

posted Jan 22, 2012, 8:05 PM by Elección México   [ updated Jan 22, 2012, 8:05 PM ]

Imagínate que el próximo presidente de México, tras las elecciones, en su discurso de triunfo el domingo 1o. de julio en la noche, dijera lo siguiente frente al monumento del Ángel de la Independencia: "Yo les aseguro que en los próximos seis años tendremos al menos 50 mil muertos más y la narcoviolencia seguirá fuera de control. Gracias por su voto".

¿Absurdo? Sin duda. Ningún candidato quiere repetir lo peor que deja el Presidente que se va. Lo primero que tiene que hacer el próximo presidente de México es, precisamente, no ser otro Felipe Calderón.

No, no estoy proponiendo negociar con los narcos. Por supuesto que no. Tampoco cuestiono la valentía o la moral de Calderón al enfrentar a los cárteles de las drogas. El actual presidente de México está en lo correcto al luchar contra el narcotráfico y la violencia. Pero sus resultados son espantosos. La ejecución de esa política es terrible. Está reprobado.

Es urgente que el próximo Presidente sea mucho más inteligente y efectivo que Calderón en la aplicación de sus políticas contra la violencia y el narcotráfico. Inteligencia mata terquedad. Las buenas intenciones no bastan.

Las cifras lo dicen casi todo. El propio gobierno calderonista reconoce que han ocurrido al menos 47 mil 515 asesinatos vinculados a la narcoviolencia desde que tomó posesión. Sólo en los primeros nueve meses del 2011 fueron asesinadas 12 mil 903 personas. Estos números, como sugirió un reciente artículo del diario The New York Times, pudieran estar maquillados. El diario cita fuentes que ponen el total de muertos por arriba de los 67 mil. Pero aún si las cifras fueran ciertas, la estrategia contra el narco es totalmente fracasada.

En la guerra de Felipe Calderón contra el narco -sí, es su guerra: él la lanzó unilateralmente y sin consenso- el objetivo es correcto. Pero la estrategia y la ejecución de sus políticas son un verdadero desastre. En ninguna parte del mundo he escuchado a alguien que diga: "Vamos a seguir la misma estrategia de Calderón". Los gobiernos copian las políticas que funcionan, las que tienen éxito, no las que fracasan y cuyos resultados se cuentan en miles de muertos.

El gobierno de Calderón insiste en que la mayoría de los muertos son criminales. Pero no tiene nada con que apoyar su argumento y sus informes no son confiables. Los muertos que yo vi en el casino de Monterrey eran de inocentes. Leo lo mismo en reportes que vienen de Acapulco, Guadalajara y Veracruz, lugares que hasta hace relativamente poco eran pacíficos. Y cuerpos de civiles decapitados están empezando a aparecer en la misma Ciudad de México, que parecía inmune a este tipo de violencia.

La principal debilidad de los tres precandidatos panistas a la Presidencia -Josefina Vázquez Mota, Santiago Creel y Ernesto Cordero- es su incapacidad de romper con Calderón. No se atreven. Le tienen miedo al enojo presidencial y a las represalias al interior de su partido. Pero si no lo hacen, uno de ellos ganará la candidatura presidencial del Partido Acción Nacional (PAN), pero perderá la elección general. Los mexicanos no quieren a otro Calderón en la Presidencia.

También me sorprende que los candidatos opositores -Enrique Peña Nieto del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Andrés Manuel López Obrador del Partido de la Revolución Democrática (PRD)- han suavizado sus críticas a las fallidas políticas contra el narco de Calderón y no han propuesto nada diametralmente opuesto.

México ha pagado muy caro la negativa de Calderón de corregir el rumbo. La violencia en México aumentó 11 por ciento del 2010 al 2011, los narcos controlan cada vez más partes del territorio nacional, el consumo de drogas no se ha reducido en Estados Unidos y, aún así, el presidente de México sigue tercamente con una estrategia que no ha dado resultados positivos. Cada vez que agarran a un narco importante aparecen dos o tres más.

Además de no corregir, lo que incomoda del estilo personal de gobernar de Calderón es que no fue claro y directo sobre sus planes una vez que llegara a la Presidencia. "Yo voy a ser el presidente del empleo", me dijo en una entrevista como candidato en mayo del 2006. Bueno, no fue el presidente del empleo y, en cambio, se convirtió en el presidente de los muertos.

Calderón nunca aclaró a lo que se refería con "mano firme"; nunca dijo que sacaría al Ejército a la calle ni que lucharía contra los narcos con una policía corrupta e inepta. Por eso, no debemos cometer el mismo error dos veces. Como periodistas y como votantes debemos exigir a los candidatos que expliquen, claramente, cuál será su plan de gobierno. Y eso implica que digan, desde ahora, que van a romper con Calderón. No podemos darnos el lujo de otro presidente de 50 mil o 60 mil muertos.

Lo peor que le puede pasar a México es que los próximos seis años sean más de lo mismo.

Por Jorge Ramos, Periódico Reforma, 22 de Enero del 2012

91-100 of 232