Publicaciones

1     2     3     4     5     6     7     8     9     10    >>

  • Amnesia Histórica... Ineficacia Política, por Javier Garciadiego El futuro de la democracia va a depender de que los ciudadanos actuemos como demócratas Aún resuenan los reclamos de muchos políticos, intelectuales y periodistas, pronunciados al unísono en 2010 ...
    Posted Jan 6, 2013, 7:38 AM by Elección México
  • Todos los partidos políticos de México reconocen a Josefina Vázquez Mota Ciudad de México El 6 de Septiembre del 2011, ocurrió en la Cámara de Diputados uno de los hechos de civilidad política más notables  en la Historia de México. Josefina ...
    Posted Jun 21, 2012, 7:49 PM by Elección México
  • La silla vacía De la que se perdió. Sí, el que se lo perdió, pero de manera gacha, fue él. Grave error, por parte de Enrique Peña Nieto, no haber asistido al debate ...
    Posted Jun 21, 2012, 6:36 PM by Elección México
  • Voto Útil: izquierda iría con Josefina, derecha con Enrique Peña Nieto La apuesta de Enrique Peña Nieto y los medios que lo apoyan es bastante evidente, colocar a Josefina Vázquez Mota en tercer lugar y/o en empate técnico con Andrés ...
    Posted Jun 21, 2012, 10:51 PM by Elección México
  • Por qué es imposible un fraude electoral, por José Woldenberg Sí, un fraude; modificar, alterar, maquillar, los votos que se depositan en las urnas. Para hacer fraude se pueden tomar varios caminos: trucar la lista de electores, colocar funcionarios de ...
    Posted Jun 14, 2012, 8:31 AM by Elección México
  • Vicente Fox apoya Enrique Peña Nieto porque protege a los Bribiesca Una de las noticias más relevantes en estos días de campañas presidenciales, es que el ex Presidente Vicente Fox Quesada ha sido destapado como un colaborador más de Enrique Peña ...
    Posted Jun 12, 2012, 5:49 PM by Elección México
  • Los candidatos de la "telebancada" de Televisa y TV Azteca Da click en las imágenes para ampliarlas: En las próximas elecciones no solamente estaremos votando por candidatos a la presidencia, se elegirá a diputados y senadores. En estas últimas fechas ...
    Posted Jun 12, 2012, 2:15 PM by Elección México
  • Todo lo que ha cambiado, por Enrique Krauze En el debate de esta noche, los candidatos podrán mostrarse como son, presentar sus propuestas y darse "hasta con la cubeta". Además, gracias a la demanda de los estudiantes, lo ...
    Posted Jun 10, 2012, 8:30 AM by Elección México
  • Colosio: el asesinato En la película recién estrenada “Colosio: el asesinato” se muestra una historia alrededor del homicidio de Luis Donaldo Colosio, candidato del PRI a la Presidencia de la República, acontecido el ...
    Posted Jun 12, 2012, 6:41 PM by Elección México
  • Para los jóvenes que piensan votar por AMLO Con mucho respeto a quienes no simpatizan con AMLO, creo que es la única alternativa en estas elecciones. Nadie en sano juicio y sin intereses particulares puede sostener que Peña ...
    Posted Jul 2, 2012, 2:51 PM by Elección México
  • Colosio: personajes que debes de conocer antes de ver la película José Córdoba Montoya  José Córdoba era el asesor personal de Carlos Salinas de Gortari. Como su mano derecha, tomó varias decisiones de profunda trascendencia para la vida política y económica ...
    Posted Jun 4, 2012, 6:55 PM by Elección México
  • Encuesta especializada UNAM: Josefina 27%; AMLO 27%; Peña 26% Los porcentajes indicados en el titular de la presente columna, fueron resultado de la siguiente pregunta: ¿Si hoy fueran las votaciones, por cuál de los siguientes candidatos votaría? Se trata ...
    Posted Jun 3, 2012, 10:18 PM by Elección México
  • "Amor prohibido": el hijo de AMLO y la hija de Creel ¡son novios! Se dice que “el amor no tiene edad” pero para esta situación quedaría mejor “el amor no tiene partido político” y es que el hijo de Andrés Manuel López Obrador ...
    Posted Jun 3, 2012, 9:08 AM by Elección México
  • ¿Quién mató a Colosio? Los Hechos El 23 de marzo de 1994, el candidato a la Presidencia de la República por el Partido Revolucionario Institucional, Luis Donaldo Colosio, fue víctima de un atentado que ...
    Posted Jun 1, 2012, 2:51 PM by Elección México
  • El "depredador" Felipe Enríquez: el compadre incómodo de Enrique Peña Nieto Lo ocultó hasta hoy. Pero Reporte Indigo revela un nuevo desarrollo de la familia del candidato del PRI a la Alcaldía de Monterrey. Está en Tulum y se llama Punta ...
    Posted May 31, 2012, 2:11 PM by Elección México
  • ¿Podemos creerle a Enrique Peña Nieto? ¿Quién es y cómo gobernará Enrique Peña Nieto? Nos promete una "presidencia democrática"; la evidencia lo contradice. Estaba Peña Nieto dialogando con los estudiantes de la Iberoamericana el 11 de ...
    Posted May 26, 2012, 5:29 PM by Elección México
  • Yo voté por Chávez, ahora vivo en México Soy venezolana y vivo en México desde hace dos años. Yo voté por Hugo Chávez. Casi todos votamos por él, me refiero a mis amigos, amigas, y familiares. La gente ...
    Posted May 25, 2012, 1:25 PM by Elección México
  • Las cifras del debate: ¿realidad o evasión?        Da click en las imágenes para abrir la fuente original Índice de Competitividad Estatal (2010)         .En el reciente debate presidencial entre los candidatos a la Presidencia, se pudo observar una ...
    Posted May 10, 2012, 6:14 PM by Elección México
  • Los amigos de las redes sociales ¿realidad o fantasma? La patraña y la corrupción no se destruyen; solamente se transforman. Basta con aprender  a modernizar la mentira. Los mapaches se vuelven “bots”, los votantes múltiples se convierten en cuentas ...
    Posted May 1, 2012, 11:56 AM by Elección México
  • Niño Burbuja, por Denise Dresser Por Denise Dresser En los setenta se volvió popular una película llamada The Boy in the Plastic Bubble -El niño en la burbuja de plástico- y el protagonista vivía aislado ...
    Posted Apr 30, 2012, 12:03 PM by Elección México
Showing posts 1 - 20 of 232. View more »

1     2     3     4     5     6     7     8     9     10    >>

Publicaciones Anteriores

Todos tienen 'bots' para seguidores falsos en redes sociales, asegura experto

posted Feb 26, 2012, 8:46 AM by Elección México   [ updated Feb 26, 2012, 8:52 AM ]

"Todos tienen 'bots', excepto López Obrador, no le he encontrado ninguno", afirma José Merino, politólogo, especialista en Twitter y creador de la iniciativa #CazaunBot, con la que se pretende denunciar a aquellos candidatos que recurren a esta práctica para mejorar su imagen en la red.

Los "bots" son como los acarreados: una práctica de campaña tan común como evidente, pero que todos dicen no usar.

Bautizados como una derivación de la palabra robot, los "bots" son cuentas falsas de Twitter controladas por programas informáticos que se utilizan para incrementar los seguidores de algún personaje, crear Trending Topics en esta red social, distribuir links a sitios web y detectar, enviar o responder automáticamente a frases o hashtags.

A través de un software, es posible controlar miles de cuentas "bot", encubrir desde qué IP están siendo controlados, y buscar seguidores en función de la ubicación geográfica o uso horario. Inicialmente, los "bots" fueron utilizados para colocar "spam"; es decir, para distribuir contenido engañando a los usuarios para que dieran click a ligas maliciosas.

Ahora son una práctica de cara a las elecciones del 2012 y el uso más común que se les ha dado es el de impulsar temas del momento con menciones positivas o negativas para los candidatos, aunque también se han identificado "bots" plantados a equipos de campaña contrarios.

El objetivo de colocar un Trending Topic impulsado por "bots", según el politólogo José Merino y cofundador de #CazaunBot, es simular que hay una discusión pública y que la gente está hablando del tema.

"No te venden un producto (candidato). Te venden la idea de que hay consumidores de ese producto, por eso es perverso", afirma Merino, coautor con Ana Francisca Vega del libro Ciudadanos.Mx: Twitter y el cambio político en México (De Bolsillo, 2011).

Conocido en la red como @PPmerino, el especialista considera que el uso de estas cuentas falsas y la obsesión por aparecer como Trending Topic refuerza la premisa de que los aspirantes presidenciales aún no deciden explotar las posibilidades de interacción, deliberación y socialización que ofrece Twitter.

Merino asegura que, a pesar de que no se sabe exactamente cómo se reflejan las interacciones en redes sociales en las urnas, es un hecho que influyen en el comportamiento de las personas, de forma similar a como repercuten las opiniones y puntos de vista de familiares, amigos, vecinos y compañeros de trabajo en las decisiones que se toman diariamente.

"La maravilla de las redes sociales en internet es que replican los efectos de tu red social inmediata, pero son gente que no conoces; por eso es la batalla", añade.

Algunos de los Trending Topics tras los cuales se han identificado más "bots" son: #prefieroPRI, #PeñayporMucho, #hoyganajosefina y #JosefinaMadredelaPobreza.

Las denuncias que más abundan sobre el uso de "bots" es contra los priistas y los Ectivistas (simpatizantes de Enrique Peña Nieto) que últimamente, por ejemplo, han colocado de tres a cinco Trending Topics a la semana.

Pero ese mismo equipo afirma que detectó, hasta diciembre, unas 12 mil cuentas falsas que, según ellos, generaban contenido en su contra. Y la cuenta de @CibernautasPRI denunció recientemente a Twitter la existencia de 4 mil "bots" que los siguen.

Durante las campañas podrían entrar en acción hasta 50 mil "bots" en México, según la consultora de redes sociales Mente Digital con base a la actividad que analizaron durante el periodo de precampañas.

Por José Luis Leyva, Enfoque, Periódico Reforma, 26 de Febrero del 2012

Foto: Carlos Figueroa Ramírez

Impacto electoral limitado

posted Feb 26, 2012, 8:39 AM by Elección México   [ updated Feb 26, 2012, 8:40 AM ]

Facebook, Twitter y otras redes sociales que han venido cobrando mayor importancia en el país aún no son los medios primordiales por los que el grueso del electorado mexicano se informe de la política, pero no por ello su impacto en estas elecciones será limitado. Es cierto, el alcance poblacional de las redes sociales aún es muy reducido. De acuerdo con la encuesta nacional que Grupo Reforma realizó en el mes de noviembre pasado, apenas el 5 por ciento de los entrevistados, todos ellos mayores de 18 años de todo el país, afirmó que ha seguido información sobre campañas electorales en las redes sociales. Si bien no había aún campañas formales, la encuesta se realizó en medio de las precampañas, de manera que ya la información política fluía de alguna manera por esas vías, así como por los medios de comunicación tradicionales. El listado nominal de electores en este año tiene poco más de 78 millones de personas, lo cual quiere decir que el porcentaje que dijo que ha seguido información electoral en las redes sociales puede ser de alrededor de casi 4 millones de personas.

Esta cifra no es nada despreciable en términos electorales, y ciertamente podría incrementarse a lo largo del trimestre de campañas que va de abril a junio. En la misma encuesta, el 23 por ciento de los consultados manifestó que aunque no ha seguido información política en las redes sociales, estaría dispuesto a hacerlo. Pero como dice el refrán, del dicho al hecho...

Las proporciones de mexicanos que reportan haber realizado otras actividades de tintes políticos a través de las redes sociales son todavía menores a ese 5 por ciento. Por ejemplo, el 3 por ciento de los entrevistados por Reforma manifestó que ha usado las redes sociales para apoyar a algún candidato o partido político, otro 3 por ciento dijo que ha acudido a un evento político convocado por las redes sociales y el 2 por ciento confesó que se ha unido a una manifestación o protesta convocada por esos medios. Ante estas modalidades de acción política, el porcentaje que no las ha hecho pero que dice estar dispuesto a hacerlas varía entre 17 y 20 por ciento. La gran mayoría de los mexicanos (entre 78 y 82 por ciento) expresa que no las haría o no sabe, lo cual refleja principalmente la falta de acceso a esos medios. No está por demás decir que entre los usuarios directos de las redes sociales predominan los jóvenes de clase media, principalmente los hombres.

A pesar de lo reducido que es el alcance poblacional de las redes sociales en México, su impacto electoral podría darse por el creciente protagonismo que éstas han cobrado en la definición de la agenda informativa. Los medios tradicionales de comunicación, como la televisión, la radio o los periódicos, se han dado a la tarea de reproducir información que tiene su origen en las redes sociales, sin mayores filtros, ediciones ni el empleo de algún criterio de autoridad. En ese sentido, la información que se destila por las redes sociales y que crea un alto nivel de atención, ya sea por las fuentes, por las temáticas o por los objetos de comentario, tiene el potencial de llegar a una masa de electores mucho más amplia que simplemente el segmento de usuarios directos. La información de las redes sociales podría definir agenda de temas en el torrente de información electoral que está por venir.

¿A qué tipo de temas nos referimos? A todo tema de carácter político electoral que pueda influir en las opiniones, preferencias y percepciones de los electores acerca del proceso electoral, no solamente en relación a la imagen de los candidatos o del gobierno, sino a la limpieza e integridad del proceso electoral en su conjunto. En la elección de Rusia de finales de 2011, usuarios de cámaras portátiles captaron momentos en que oficiales electorales aparecían llenando las urnas con votos falsos. Esas imágenes se subieron a YouTube y se comentaron por redes sociales en ese país, desembocando en manifestaciones de grupos sociales demandando una mayor limpieza electoral, ente otros asuntos. Las redes sociales ofrecen un canal para que el ciudadano se vuelva vigilante y muestre sucesos que los medios tradicionales no necesariamente captarín si no fuera por las propias redes sociales.

El potencial que las redes sociales tienen en México para movilizar políticamente a la gente está aún por verse. Ya a nivel mundial se han visto señas de ese potencial: desde la Primavera Árabe hasta las más reciente manifestaciones en Rusia. En México, las redes sociales han podido convocar a grupos en diversas ocasiones y por distintos motivos, pero ninguna de esas manifestaciones ha sido de la magnitud que se ha visto en otros países. De nuevo, el impacto electoral de las redes sociales podría no ser solamente por su alcance o por su potencial de movilización política, sino por su impacto en la agenda informativa. Eso podría marcar un cambio notable en los patrones de información e intermediación política en el país. El ciudadano como un agente de monitoreo.

Buena parte de la información electoral a la que el votante mexicano estará expuesto en este 2012 tendrá su origen, como siempre, en los candidatos y sus partidos, en los medios, en los analistas y comentaristas políticos, en los editorialistas gráficos... pero también en un actor colectivo aparentemente más anónimo y menos centralizado: los usuarios de las redes sociales. Habrá que estar al pendiente y seguir tomándole el pulso a esta modalidad de información durante las campañas.

Por Alejandro Moreno y Yuritzi Mendizábal, Periódico Reforma, 26 de Febrero del 2012

De campañas a campañas, por José Woldenberg

posted Feb 23, 2012, 3:59 PM by Elección México   [ updated Feb 23, 2012, 4:04 PM ]

En la temporada electoral los partidos y los candidatos asumen un papel central. No puede ser de otra manera. Al conocerse el elenco toman el lugar de las estrellas. Tras ellos, como en el cine, aparecen los actores secundarios, de reparto y hasta los extras, pero nadie les puede ni debe hacer sombra. Las estructuras, las redes de relaciones, la organización de los partidos son el basamento sobre el cual se realizan las campañas. Y los candidatos son algo más que el rostro reconocible de las diferentes opciones, se convierten en la encarnación de los diagnósticos y programas de sus organizaciones, y representan las esperanzas y fobias del "respetable". Entre ambos -partidos y candidatos- escriben buena parte del argumento, los giros de la historia e incluso los momentos chuscos del melodrama. De tal suerte que decir que de ellos depende, en primer lugar, la calidad de la contienda, es un descubrimiento como el del agua tibia.

Pero las campañas no transcurren en el vacío. El escenario es lo suficientemente grande como para que los partidos y los candidatos se encuentren solos en él. Hay muchos otros actores con intereses, proyectos, aversiones, delirios, que quieren ser parte de la trama. Y que se mueven de manera pública o soterrada para hacer avanzar sus ambiciones. Así es y así debe ser. De tal manera que las campañas son modeladas por los competidores, pero resulta importante observar qué tanto éstos tienen que responder a las exigencias y anhelos de la sociedad en la que hacen política y a la que quieren representar.

Mucho hemos idealizado a la llamada sociedad civil, que si mal no entiendo no es otra cosa que la sociedad organizada. Un término que corrió con éxito luego del temblor que literalmente cimbró a la capital en 1985, pero que cuando uno realmente se acerca a ella lo que observa es un déficit enorme, precisamente, de organización. La inmensa mayoría de las personas no participa en asociación alguna y las agrupaciones existentes son escasas. Contamos con una sociedad civil epidérmica, desigual e incluso polarizada en cuanto a poder. Contra los cánticos recurrentes para elogiarla e incluso sacralizarla, en México la participación ciudadana en los asuntos de todos es precaria e intermitente.

Cierto, hubo una vigorosa ola asociacionista en los últimos lustros. Junto a las organizaciones tradicionales -obreras, agrarias, empresariales-, aparecieron importantes formaciones en defensa de los derechos humanos, el medio ambiente y los recursos naturales, el voto y la transparencia, feministas, gays, de colonos y vecinos, y súmele usted, que presagiaban un robustecimiento de la sociedad organizada. Pero los adjetivos colocados en el párrafo anterior no creo que sean caprichosos: sigue siendo epidérmica, porque solo una minoría de los ciudadanos participa de manera sistemática en la "cosa pública" o siquiera se interesa por algún tema de la misma; más bien, la inmensa mayoría se recluye en sus asuntos, construye fortalezas para su vida privada, y deja a otros participar en los temas que supuestamente son de todos. Es desigual, porque mientras algunos "sectores" se encuentran muy bien organizados, otros carecen por completo de voz. Lo que la hace también polarizada, ya que los intereses de unos gravitan con mucho más fuerza que los que ni siquiera aparecen en el radar.

Pues bien, la calidad de las campañas también depende de ello. Si existe una sociedad civil fuerte, demandante, capaz de colocar sobre la mesa sus iniciativas y preocupaciones, la contienda transcurrirá en un contexto de exigencia superior; los políticos y los partidos no solo no le podrán dar la espalda sino que se verán obligados a tender puentes de comunicación con ella. Si por el contrario eso que llamamos sociedad civil resulta débil, floja, pequeña; si sus intereses y propuestas no ven la luz del día, si no encarna en asociaciones robustas y activas; los partidos y los candidatos podrán actuar con mucho mayores grados de libertad. De tal suerte que la calidad de la lucha electoral depende también de la fortaleza y el grado de sofisticación de eso que a falta de mejor nombre seguimos llamando sociedad civil.

Entonces, en efecto, hay de campañas a campañas. Mientras en algunas los diagnósticos y las propuestas, los intentos por dotar de sentido al ahora y al futuro inmediato, llenan (o casi) el espacio público; en otras, puede darse un vaciamiento de contenidos, que tienda a convertirlas en una feria de ocurrencias, jingles, sonrisas, discursos huecos. Cierto, las estrellas son las primeras responsables de la calidad del espectáculo, pero el resto, la sociedad que observa, da la espalda o participa, se organiza o no, vota o se abstiene, algo explica de la peculiaridad de la función. O como escribió Fernando Escalante comprimiendo a Migdal: "el Estado es parte de la sociedad, y no una entidad separada, distinta, con lógica propia". Una idea elemental, pero fundamental. (Joel S. Migdal. Estados débiles, Estados fuertes. FCE).

Por José Woldenberg, Periódico Reforma, 23 de Febrero del 2012

'¡De panzazo!', por Claudio X. González

posted Feb 22, 2012, 3:29 PM by Elección México   [ updated Feb 22, 2012, 3:33 PM ]

Claudio X. González Guajardo

El viernes 24 se estrena a nivel nacional la película ¡De panzazo! En ella se da testimonio de la debacle educativa nacional y se invita a todos los sectores a exigir y actuar para lograr los cambios de fondo que le urgen a México en éste, el más importante de los temas.

Concluir la película llevó más de tres años de arduo trabajo. En ella participan autoridades, líderes sindicales, directores, maestros y padres de familia. Destacan también alumnos de escuelas públicas y privadas que, dotados de cámaras portátiles, nos ayudan a captar la realidad educativa nacional para presentarla, en toda su crudeza, a México.

La película estuvo a punto de llamarse ¡Ni de panzazo!

Muestra cómo herimos a generación tras generación de niños y jóvenes mexicanos quienes, agobiados por el ausentismo, la indisciplina, maestros poco o mal preparados, la falta de infraestructura y la irrelevancia del memorismo con el que les enseñan, dejan la escuela. Más de la mitad de cada generación, que consta de 2 millones de jóvenes, está fuera del sistema educativo para el momento en que cumple 15 años. Esa es una tragedia descomunal.

En ¡De panzazo! aprendemos que los niños de las escuelas públicas mexicanas asisten a la escuela 4.5 horas diarias. En muchos países de Asia, Europa y Norteamérica los niños van a la escuela más de 7 horas cada día. Eso, combinado con el ausentismo magisterial (en eso México ocupa el primer lugar de la OCDE), significa que nuestros niños van a la escuela la mitad de las horas que los niños de otras latitudes.

La posibilidad de que nuestra juventud desarrolle a plenitud su talento se ve condicionada por otro factor fundamental: la poca calidad de las horas que pasan en la escuela. Como es del conocimiento público, ocupamos el último lugar, el 34 del 34, en el examen internacional de PISA. Hasta ¾ partes de nuestros niños califican en los niveles 0 y 1 de 6 niveles. Es decir, no han aprendido lo mínimo básico. En esas condiciones, la injusticia es, para ellos, una certeza.

Las escuelas privadas obtienen resultados similares. Eso quiere decir que las élites de México (los presidentes, los diputados, los senadores, los líderes sindicales, los gobernadores, los empresarios...) no sólo se olvidaron de la educación pública, se olvidaron de la educación de sus hijos.

La película evidencia que no sólo estamos mal, sino que no estamos avanzando a suficiente velocidad. Al paso al que vamos, nos llevaríamos 50 años para alcanzar al puntero mundial en matemáticas y 170 años para alcanzar al puntero en lectura. Eso con una condición: que ellos dejen de aprender.

La película también resalta problemas de índole político que han hecho de la clase dirigente un pasajero más en materia educativa. La forma en que se pronuncian Elba Esther Gordillo y otros líderes sindicales (como Jorge Cázares de Michoacán) da coraje, da pena. ¿Cómo permitimos que las cosas llegaran a esto? También nosotros damos pena.

En estas condiciones México no puede competir y tampoco puede abatir la inequidad y la pobreza. La educación de calidad es condición necesaria para el desarrollo y la justicia. Esta es la revolución pendiente de México.

El mundo se mueve y se mueve aprisa. Nosotros vamos a la zaga. Tenemos que acelerar el paso e ir a fondo para permitir que el talento de nuestros jóvenes se desarrolle a plenitud y que cada mexicano pueda aprovechar las oportunidades que ofrece el mundo del S.XXI. Con profesionalización magisterial, gasto más eficaz y transparente, mayor autonomía escolar y con más participación de los padres de familia y la sociedad, lo podemos lograr.

Tener claro el diagnóstico se convierte en un imperativo moral para actuar. Exijamos más a las autoridades, federales y estatales. Demandemos que el sindicalismo reaccionario deje de lastimar a nuestros niños. Involucrémonos más en las escuelas y la educación de nuestros hijos. Apuntar el dedo a ciertas personas no resuelve un problema sistémico. Sólo la acción decidida, bien dirigida y perseverante de muchos hará la diferencia. Esa es la invitación que hace ¡De panzazo!

Por Claudio X. González, Periódico Reforma, 22 de Febrero del 2012

El autor es presidente de Mexicanos Primero.

La indecisión, por Sergio Aguayo

posted Feb 22, 2012, 3:14 PM by Elección México   [ updated Feb 22, 2012, 3:22 PM ]

Los humores ciudadanos están lejos, muy lejos de los vividos durante las elecciones presidenciales de 1988 a 2006. Pese a que tenemos emergencias en varios frentes, las elecciones, los partidos y los candidatos son vistos, por un número importante de ciudadanos, como males necesarios que tenemos que tolerar y sobrellevar.

Según encuestas de Reforma en enero de este año hay 59% de indecisos, en marzo de 2006 sólo 28% tenía dudas; y en 2000 se reduce a 20% (Reforma, 15 de enero de 2012, 19 de marzo de 2006 y 17 de enero de 2000). Una de las principales causas del ánimo sombrío y del desaliento cívico es el desprestigio de los partidos políticos. Están sumidos en el sótano de los afectos ciudadanos, seguidos muy de cerca por congresos, políticos y policías. Por eso y por otras razones nuestra tierna democracia vive una crisis profunda.

Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto, Gabriel Quadri y Josefina Vázquez Mota no han sido capaces de ir más allá de las fronteras impuestas por los conversos. Este lunes 20 de febrero dialogamos Denise Dresser y Lorenzo Meyer, durante casi dos horas, con López Obrador en la mesa política que conduce Carmen Aristegui en MVS Radio. El encuentro me impactó por muchas razones y sería deseable que los otros tres aspirantes a la Presidencia acepten la invitación a ese diálogo sin condiciones previas.

Uno de los temas fue la relación entre Morena (Movimiento de Regeneración Nacional) y los partidos de izquierda que lo respaldan. Fue una pregunta que armé platicando con seis profesionistas de clase media que votaron por López Obrador en 2006 pero que dudan de hacerlo ahora. Todos mencionaron como punto en su contra a los partidos que lo respaldan.

Hasta hace relativamente poco Andrés Manuel no paraba de elogiar a Morena y lanzar severas críticas a los partidos. El 15 agosto de 2011, por ejemplo, declaró que Morena representaba más que los partidos de izquierda y que llevaría a cabo la transformación "más importante en la historia de México, como no la ha tenido jamás ningún partido de izquierda" en este país. Esa mañana reiteró que el fin último de Morena es transformar a México mientras que lo electoral es territorio de los partidos.

Podría dedicar muchísimas columnas a tundirles a los partidos de izquierda. Da vergüenza ver su falta de pudor y el cinismo con el cual disputan la candidatura que les permitirá brincar al siguiente cargo o controlar esos presupuestos que usan para seguirles dando de mamar a sus clientelas. ¿En dónde está la disputa doctrinaria sobre las grandes tesis para sacar a México de la crisis o para resolver las contradicciones de sus instituciones? ¿En dónde están sus propuestas para cerrar la gigantesca brecha que tienen con la sociedad y con todos esos indecisos que en otras condiciones les hubieran dado su voto?

La realidad es cruda pero más vale que la confrontemos: este año serán los partidos los que nombrarán, con sus métodos habituales, a la mayor parte de quienes ocuparán las posiciones que durante los próximos años les permitirán tomar decisiones de política pública en congresos, gubernaturas y municipios. Andrés Manuel es la única persona capaz de unificar a esas turbas ambiciosas, pero ¿qué tan sólido es el compromiso de las tribus con la agenda reformista propuesta por el candidato de las izquierdas?

Un fenómeno similar se observa en los otros partidos. Peña Nieto y Vázquez Mota tienen meses llenándose la boca de "ciudadanos y ciudadanas" y juran que escucharán a la sociedad, a la cual ofrecen el cuerno de la abundancia del buen gobierno. Muy pronto se les sumará Quadri. Al igual que los partidos de izquierda, piensan que demostrarán la firmeza de su compromiso invitando a dirigentes de organismos civiles, intelectuales, empresarios, artistas, etcétera. Se trata de concesiones simbólicas que no alteran su manera de hacer política ni tampoco influirá en la forma de hacer política. Pregunto, ¿en dónde está la lógica del partido de los maestros y la Maestra para que inviten a un ecologista a competir por la Presidencia?

Tal vez ninguna de las personas que aspiran a la Presidencia logre entusiasmar a la sociedad ni convencer a los indecisos. Independientemente del número de votantes tendremos Presidente/a que gobernará sujeto/a a las normas actuales. En 2000 Vicente Fox contó con una formidable organización social: los Amigos de Fox. Eran millones que rápida y silenciosamente fueron desbandados porque ni el PAN ni el círculo cercano del Presidente querían una participación social.

En 2012 se presenta una situación relativamente parecida. En caso de triunfar, Andrés Manuel contaría con Morena, que podría servir de contrapeso y equilibrio a las estructuras partidistas de las izquierdas. Pero eso corresponde al futuro. Por el momento 59% de indecisos confirma la profundidad que tiene la crisis de nuestra democracia.

Por Sergio Aguayo, Periódico Reforma, 22 de Febrero del 2012

Apocalipsis panista

posted Feb 22, 2012, 3:07 PM by Elección México   [ updated Feb 22, 2012, 3:08 PM ]

Además de entrever un presunto fin del mundo, un apocalipsis alude a una situación tremenda u horripilante. Desde hace años, de no ser casi siempre, en México las vivencias nacionales de temor, horror, pavor y miedos envenenan a sus metrópolis, en no pocos pueblos y rancherías. La numeralia viscosa acrece o desciende, pero no para.

Junto con enfrentamientos criminales, aumentan las diatribas, las polémicas, las calumnias, los espionajes, las traiciones y deslealtades. Pugnas entre panistas se expresan en apocalipsis fuertemente. Frustrado por una candidatura senatoril que no le conceden, Javier Corral, destacable militante del PAN, se queja abiertamente de injusticia, de ilegalidad.

Con cólera manifestada, el chihuahuen- se espetó reclamaciones propias de un contrario priista: "Exijo se anule este proceso y daré la batalla que sea necesaria (podría verse, se acota aquí) para que se limpie la imagen (de quedar alguna) y paguen caro los responsables de esta afrenta".

Acusó de traidores y decepcionantes a sus compañeros (?) de partido, Cruz Pérez Cuéllar y Carlos Borruel, que le causan pena ajena, en un su dicho rotundo. Y más: en sus jornadas electorales se dio uno de los más insultantes acarreos de votantes. Pruebas: tres videos con testimonios de votantes, "emboletados" con pasajes y complicidades, en espera de entrega de despensas y algunas otras transas por "ayudas".

La quejumbre e ira no se expresaron únicamente en el estado del norte mexicano. En Veracruz se denunció (el abatido Alejandro Vázquez) "Los resultados provienen de los recursos públicos, de la pobreza y de la manipulación electoral", no ofreció pruebas ni detalló. Porquería electoral como las de sus opositores tricolores en sus peores y malignos tiempos, no del todo lejanos.

Y más lodo: corrupción, denuncias, lamentos en el Estado de México. La dirigencia regional panista anticipó tiempos, violó procedimientos con jirones blanquiazules. Discrepancias entre los presurosos y los resultados oficiales. Pero su presidente de la Comisión Nacional de Electores, José Espina, se hizo el occiso, y aseguró que no había sido notificado de denuncias en las comisiones electorales de los estados.

A mayor abundamiento horripilante, el CEN priista usa ilicitudes que imputa a dos santones panistas, Ernesto Ruffo Appel y Eugenio Elorduy, por vínculos con el narcotráfico. Presuntamente temen y se encabritan porque los panistas quieren usar un recurso felón que ellos han usado: elección de Estado. Proponen consignación de la hermana cada vez más incómoda de Calderón, Luisa María, la "Cocoa", Calderón; ofrecen una grabación en donde la señora da idea de maldades, de corrupción, de propiciar traiciones o deslealtades de priistas. Las réplicas primeras de la inculpada no fueron precisas, sí confusas, acarreando prejuicios y juicios de culpabilidad.

Lo mismo en el PRD que en el PAN, las disputas de posiciones no se fincan en propósitos, nociones y movimientos humanos, colectivos, por más que se invoquen o se propongan. Por supuesto, lo que importa y les vale es obtener cargos, puestos, representaciones en nombre de comunidades y a veces, se atreven a fingir, de etnias.

Ocurre así que entre los aspirantes se inscribe y pugna gente que ya probó los goces y las amarguras de haber sido legisladores o gobernantes. En el juego panista se advierten personas como Diódoro.

Carrasco, que no sufre desdoro alguno por haber sido conspicuo gobernador, secretario de Estado priista. Ahora se podrá colocar como seguidor o secuaz de la Vázquez Mota. Les vale poco o nada antecedentes o declaraciones priistas, lo mismo perdedores de Yucatán a Sinaloa, emigrantes del PRD o de cualquier patente priista. ¡Guácala!

Así a encajarse donde se pueda, como sea, siendo cierto y admitido que ideologías o principios, o en su nombre, valen sorbete. "Quesque" compañeros de partido, la empresaria Vázquez se reunió con el pronto ex secretario de Gobernación, quien hereda, post mortem, la subordinada e ineficaz Secretaría de Gobernación, que no de gobernabilidad. Se reunieron el calderoniano y la política mixta, foxiosa y supuestamente legataria del michoacano.

No habrá de extinguirse el PAN. Pero sí padece apocalipsis. En el caso posible e improbable que la señora admitida que no bendita entre dos señores, lograse acceder a la Presidencia de la República, habrá de encarar, como sus opositores, los tiempos de sequía más severos en 70 años. Sobre todo en política.

Por Froylán M. López Narváez, Periódico Reforma, 22 de Febrero del 2012

Josefina: ¿Suave como gaviota, felina como leona?

posted Feb 21, 2012, 8:13 PM by Elección México   [ updated Feb 21, 2012, 8:13 PM ]

En las últimas semanas se ha escrito mucho sobre el hecho de que el PAN haya nominado a Josefina Vázquez Mota como su candidata a la presidencia y sobre si el género hace o no una diferencia para gobernar.

La literatura académica sobre género y política abunda, aunque los casos de estudio son pocos. Al respecto, hay mucho análisis sobre liderazgo femenino. En general lo que se busca entender aquí es hasta dónde puede una mujer en política transgredir los tradicionales roles de género para competir por un cargo de elección, así como los cambios en opinión pública respecto a la participación política de las mujeres. Otros estudios se enfocan en ver si hay patrones en el trabajo legislativo de las mujeres, si éstas legislan más sobre temas de seguridad social, leyes de familia, educación, derechos sexuales y reproductivos, leyes de cuotas, entre otros, así como en cuáles comisiones trabajan. Una tercera rama estudia la actitud de las mujeres de poder frente a conflictos armados y solución de controversias, etc.

En torno a los casos de estudio hay pocos de mujeres en posiciones ejecutivas. Después de todo, la primera jefa de Estado se presentó en 1940, con Khertek Anchimaa-Tova en la República de Tannu Tuvá. Desde entonces, apenas unas 34 mujeres han ocupado el poder ejecutivo, al tiempo que otra treintena ha ocupado el cargo de primera ministra. En 200 años de vida independiente, solo siete mujeres han sido presidentas en América Latina. Los casos más recientes son los de la argentina Cristina Fernández y el de la brasileña Dilma Rousseff.

Desde que arrancó su campaña, Vázquez Mota ha impulsado el género como un signo distintivo frente a sus rivales y como una oferta electoral. De tal forma, como un eco de los grupos de conciencia feminista de los 70 y del famoso libro La mística femenina, de Betty Friedan, Vázquez Mota nos recuerda que ella es mujer y que su candidatura es histórica.

Las críticas a ese argumento empiezan a acumularse. Sin embargo, cuando vemos cómo muchos siguen preguntándose si "México está listo para una mujer presidenta", si vemos que aún hay quién le pregunta a la candidata del PAN "si dejará de usar los aretes que usa si llega a la presidencia" o si vemos que hay quienes dudan si un secretario de la defensa se cuadraría ante una comandanta en jefa, destacar el género ya no resulta un argumento vacío, pero sí incompleto. Incompleto porque la panista necesita explicar qué haría distinto al gobernar. Josefina podría usar su carrera y contarnos qué hizo diferente tras su paso por la SEDESOL y la SEP, si impulsó un mayor número de mujeres en cargos medios y altos, de qué forma incorporó la perspectiva de género en las políticas públicas de esas dos secretarías, etc.

La otra serie de descalificaciones a Vázquez Mota se han abierto por su postura conservadora en torno al aborto. Sin embargo, tal crítica no reconoce que no todas las mujeres están a favor del aborto, que también hay feministas conservadoras, como Sarah Palin, quien, como bien dice Camille Paglia, también es una feminista aunque no guste el adjetivo. La postura de Vázquez Mota en torno al aborto es coherente con la plataforma del PAN, pero rompe con ella al prometer que "revertirá las leyes estatales que criminalizan a las mujeres que deciden sobre su cuerpo". Marta Lamas ha explicado en varias ocasiones cómo se puede ser antiaborto y defender el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo al mismo tiempo.

Finalmente, las metáforas maternales que ha utilizado Vázquez Mota se pueden entender como antidemocráticas, por el hecho de que podría pensarse que la panista ve el ejercicio del poder como el de una jefa de familia, como el de una madre autoritaria y sobreprotectora frente a una "ciudadanía menor de edad". Sin embargo, lo cierto es que las metáforas maternales buscan conectar con el electorado femenino -y eso no es pecado- y juegan precisamente con los roles de género y la política. La pregunta que conviene formular aquí es si la frase "cuidaré al país como he protegido a mi familia" es o no una invitación de Josefina a que se revise la historia de su familia. La vida personal de sus hijas, su relación con su marido. ¿No es esto ser una madre que expone a su familia?

Al final, lo que urge es que Josefina pase a la etapa dos y nos cuente qué entiende ella por género y ofrezca argumentos que vayan más allá de voten por mí "porque soy mujer", como si fuera una canción de Lupita D´Alessio. De seguir así, las críticas seguirán concentradas en sus metáforas, en sus accesorios, en sus zapatos y no en sus propuestas. De ser así, Josefina no ofrecerá la posibilidad de que quienes vemos con agrado el que una mujer compita por la presidencia, podamos asegurar: sí votaría por una mujer, pero no por esta mujer, por X, Y y Z...

Por Genaro Lozano, Periódico Reforma, 21 de Febrero del 2012

Hace seis años

posted Feb 21, 2012, 8:00 PM by Elección México   [ updated Feb 21, 2012, 8:01 PM ]

¿Se acuerda usted en qué estado de ánimo se encontraba frente a las elecciones federales, hace exactamente seis años? ¿Recuerda quién era entonces su candidato para la Presidencia? ¿Cuántas veces, al día o a la semana, abordaba el tema de las elecciones con sus amistades y parientes? ¿Cuántos periódicos, semanarios políticos, entrevistas con los candidatos y debates seguía con atención para entender mejor el proceso electoral? ¿Tiene presente cuál era, en esa etapa, su tendencia ideológica? ¿Con qué argumentos la defendía? ¿Se llegó usted a pelear e incluso hasta distanciarse de sus amigos y familiares a causa de su candidato? ¿Recuerda cuántos correos electrónicos mandaba diariamente nada más para apoyarlo? ¿Cuántos recibía para defenderlo? En las comidas familiares de los domingos, ¿se llegó a pelear con cuñados y suegros por el solo hecho de defender ya sea al candidato del PRD o del PAN? ¿Qué tanto le interesaban las elecciones para jefe de Gobierno? ¿Llegó a organizarle desayunos o encuentros a su candidato por su delegación o a un candidato para senador? Y por último, ¿qué tan entregado, interesado y comprometido se encontraba hace seis años en las elecciones?

Por lo que a mí se refiere, les puedo decir, con toda honestidad, que actualmente mi actitud frente a las elecciones federales del 2012 es de absoluta indiferencia, confusión, desencanto y hasta podría decir que de cierto hartazgo. Lo cual en el fondo lamento, pues nada me gustaba más que creer en mi candidato, que escuchar sus propuestas y que incluso hacer proselitismo por él. Hace seis años, yo estaba en el templete con López Obrador; me devoraba todo lo que se publicaba en torno de las elecciones, me peleaba con todo el mundo y todo el mundo se peleaba conmigo; mis detractores me mandaban unos correos terribles y me pasaba horas hablando de política. Lo más triste de todo es que temo que no soy la única que se encuentra sumergida en esta apatía. No hay reunión, desayuno, comida, conversación entre los amigos y hasta diálogos con los taxistas en que no perciba el mismo sentimiento. Me he fijado que, últimamente, a tan solo cuatro meses y medio de la elección más importante para nuestro país, cuando he intentado motivar la conversación alrededor de estos comicios, la respuesta es la misma: tibia y hasta de cierto fastidio. A veces, no niego que se puede encender un poquito, pero al cabo de unos minutos, se empieza a hablar de otras cosas como: las vacaciones de Semana Santa, el estreno de una película, la entrega de los Óscares, la injusticia cometida en España contra el juez Garzón, los nuevos parquímetros de Polanco y, el que parecería el más político de todos, los últimos chistes y ocurrencias que continúa provocando la Estela de Luz. Cuando, a veces, se llega a comentar alguna que otra noticia de las precampañas de los precandidatos, por lo general, siempre es para criticarlos, para contar una anécdota o para concluir con lo que todo el mundo concluye: "en estas elecciones no hay para dónde jalar". "No hay para dónde hacerse". "Ninguno de los tres candidatos me convence". "Los predebates y propuestas son de una mediocridad sin límite". "No sé si voy a votar". "Todos declaran y prometen lo mismo". "Todos los partidos, a la mera hora, recurren a la compra de voto". "Gane el que gane, vamos a seguir igual". "Finalmente los tres son un peligro para México". "Ya demostraron que los tres partidos son igual de corruptos". "No les creo nada". "Los tres me dan flojera". "Ya no escucho noticias ni leo los periódicos". "Ninguno de los tres tiene estatura de jefe de Estado". "Ninguno de los tres es culto ni ha leído nada". "Ninguno de los tres habla inglés". "Ninguno de los tres convence". "Ninguno de los tres es un verdadero líder". "Yo no pondría mi mano al fuego por ninguno de los tres". "Ninguno de los tres podría resolver el crimen organizado". "Ninguno de los tres tiene propuestas concretas y sólidas". "Si gana el PRI, me voy del país". "Si vuelve a ganar el PAN, me voy del país". "Si gana el PRD, me voy del país".

Dicho lo anterior, pienso que el ambiente electoral que se dio en el 2006 nada tiene que ver con el de 2012. Comparativamente, ahora falta entusiasmo, fervor e interés. Respecto a la elección personal del candidato para la Presidencia, ya nadie se enoja con nadie, ya nadie discute desaforadamente ni mucho menos trata de convencer al otro de las virtudes del candidato que le parece mejor. Se diría que en este periodo electoral no hay pasión, a nadie le importa nada y que en el fondo todo el mundo estaría dispuesto a mandar estas elecciones al rancho de López Obrador...

P.D. No he de estar tan equivocada respecto al ambiente que se vive en el país actualmente, nunca había entregado, en plenas elecciones, un texto tan breve...

Por Guadalupe Loaeza, Periódico Reforma, 21 de Febrero del 2012

PAN favorecido, por Sergio Sarmiento

posted Feb 21, 2012, 7:30 PM by Elección México   [ updated Feb 21, 2012, 7:30 PM ]

"Es la mayor de las ventajas no tener ninguna ventaja". Henry David Thoreau

Si algo muestran las cifras del monitoreo de noticiarios que ha hecho la UNAM para el IFE, es que a los partidos políticos les conviene tener a varios precandidatos. Esto se refleja en una mayor cobertura de medios de comunicación que, bien aprovechada, puede servir para una mejoría en la popularidad.


Según el monitoreo de precampañas de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, realizado entre el 18 de diciembre y el 12 de febrero (las precampañas terminaron el 15), Josefina Vázquez Mota recibió el 25.01 por ciento de los tiempos de radio y televisión, seguida de Ernesto Cordero con 19.70, Enrique Peña Nieto con 18.59, Santiago Creel con 18.37 y Andrés Manuel López Obrador con 18.33 por ciento.

La cobertura fue razonablemente equitativa entre los cinco aspirantes que quedaban vivos en el periodo de precampaña, pero como había tres panistas, un priista y un perredista la cobertura se cargó definitivamente del lado del PAN. Si sumamos los porcentajes de los precandidatos del PAN, nos dan un total de 63.08 por ciento. Y esto es solamente en las coberturas noticiosas. Los precandidatos del PAN también se vieron favorecidos en los tiempos oficiales ya que tuvieron tiempos para promoverse en lo personal mientras que el IFE sólo permitió que el PRI, el Partido Verde y las organizaciones de izquierda tuvieran anuncios genéricos sin nombrar a sus precandidatos.

Si se considera la cobertura noticiosa sobre los partidos, hay un mayor equilibrio que en el caso de los precandidatos, pero sigue favoreciendo claramente al PAN. Según el monitoreo de la UNAM el PAN recibió el 42.25 por ciento de la atención de los noticiarios, el llamado Movimiento Progresista de la izquierda obtuvo el 18.18 por ciento y el PRI 17.75 por ciento.

La conclusión es muy sencilla. Las reglas electorales privilegian a los partidos que tienen varios precandidatos y castigan a aquellos que llegan a acuerdos de unidad. Esto genera un fuerte incentivo para tener a varios precandidatos, aun cuando algunos sean simples paleros. En esta ocasión ni los partidos de izquierda ni el PRI montaron una competencia entre varios precandidatos. En el futuro, si no cambian las reglas del juego, se hará inevitable la simulación. Tendremos a candidatos simplemente testimoniales. Ningún partido podrá darse el lujo de permanecer dos meses fuera del aire mientras sus principales rivales hacen campaña y ocupan tiempos de medios.

Independientemente de las reglas electorales, es claro que el priista Enrique Peña Nieto ha hecho un menor esfuerzo por tener presencia en los medios. Sus actos públicos han sido contados. Aprovechó el periodo para ir al Foro Económico de Davos, lo cual le dio otro tipo de proyección pero lo alejó de alguna manera de los reflectores nacionales. Andrés Manuel López Obrador, en cambio, ha tenido actos constantes de campaña, a pesar de la prohibición expresa de la ley y del Tribunal, sobre la base de una autorización emitida por el IFE.

Me imagino que Peña Nieto busca reducir su presencia pública en este momento en parte porque ya tiene una ventaja muy importante sobre sus principales rivales y en parte también porque su presentación en la Feria del Libro de Guadalajara le resultó costosa. La moderada pérdida que ha tenido Peña Nieto en la intención de voto en los últimos meses es quizá inevitable para un candidato que llegó a la precampaña con una ventaja enorme frente a sus rivales, pero una ausencia prolongada de los medios de comunicación podría al final resultar complicada. Si bien su ventaja ha sido muy fuerte hasta ahora, la competencia real apenas va a empezar.

Por Sergio Sarmiento, Periódico Reforma, 21 de Febrero del 2012

Incertidumbre electoral

posted Feb 21, 2012, 7:11 PM by Elección México   [ updated Feb 21, 2012, 7:16 PM ]

Se percibe un embate generalizado contra el IFE y el Tribunal Electoral por la incertidumbre que prevalece sobre las reglas electorales. No niego la parte de responsabilidad de estas autoridades en poner de cabeza el principio democrático de certidumbre en las reglas e incertidumbre en los resultados.

Ellas han contribuido a la incertidumbre a través de la falta de unidad de los consejeros y magistrados respecto a la interpretación de las normas y a las sanciones que merecen los que las transgreden, de la inconsistencia en los criterios utilizados por los magistrados en sus resoluciones, de los excesos cometidos en algunos casos (tomar como factor de anulación de la elección de Morelia la utilización del logo del PRI en el calzoncillo de un boxeador) y de la laxitud mostrada en otros (no considerar como actos anticipados de campaña los muchos que presenciamos los ciudadanos de parte de todos los candidatos y precandidatos).

Pero las autoridades electorales son más víctimas que responsables de la incertidumbre que buscan combatir los actores de la elección. La responsabilidad recae en los diputados y senadores que idearon, redactaron y aprobaron la reforma del 2007.

Aún no comienzan las campañas y ya es, como dijeran los propios legisladores, de urgente y obvia resolución la necesidad de revisar a fondo la ley electoral. Los motivos para hacerlo ya habían quedado claros en la elección intermedia del 2009. Hoy, en la elección presidencial, las deficiencias de la ley se magnifican.

El periodo "intercampañas" -invento netamente mexicano- tiene graves consecuencias. Crea incertidumbre, promueve la simulación y contribuye a la inequidad. Aún asumiendo que partidos, candidatos y radiodifusores fuesen blancas palomas y ciudadanos ávidos de cumplir con la ley, su situación es de incertidumbre total. No hay manera de aclararse qué significa que esté permitido dar una entrevista para hablar de los asuntos públicos pero no del contenido de la plataforma electoral; cuándo se cruza la raya entre lo que es una reunión pública y una privada; cómo dar una entrevista para hablar de los asuntos públicos sin tocar los temas que contiene la plataforma electoral tanto en su diagnóstico como en sus soluciones.

La simulación vendrá -ya está presente- con los llamados promocionales genéricos que no pueden ser más que de proselitismo. O qué otra cosa es el spot de Héctor Bonilla diciendo que estamos hartos de 12 años de mal gobierno, que no conviene regresar al pasado y que el futuro puede cambiar con Morena.

La inequidad también será un subproducto. Los 45 días de silencio -duración del periodo intercampañas- favorecen al ganador. Si los candidatos no pueden hacer campaña, lo previsible es que las preferencias se queden congeladas para desventaja de los rezagados.

Las cosas se pondrán peor cuando el 30 de marzo comiencen las campañas. No se necesita ser adivino para pronosticar que los candidatos y partidos se quejarán de que la ley no les permite actuar con la celeridad que exige una campaña para reaccionar a través de un promocional cuando un adversario cometa un error o cuando haga falta potenciar un acierto propio. Es previsible que las televisoras se quejen de que no pueden alterar las pautas publicitarias sin cierta antelación (aunque la tecnología lo permita). Es predecible también que cada discurso, promocional o slogan de campaña se judicialice y acabe en tribunales ante el absurdo de la prohibición de las llamadas campañas sucias.

Los errores a corregir están claros pero esta vez habrá que tener más cuidado. Hay razón para pensar que en la reforma del 2007 los legisladores actuaron con las vísceras, hartos de los abusos de las televisoras y temerosos del conflicto poselectoral. Pero eso no quiere decir que los principios básicos que animaron la reforma del 2007 estuvieran equivocados: transformar el modelo de relación entre medios y política, introducir mejores y mayores controles en el uso de los recursos y reducir el costo económico de las elecciones. Simplemente habría que darles un aterrizaje más razonable y trabajar sobre la base de que la sobre-regulación solo tiene dos salidas: el incentivo a violar la ley y la judicialización de los procesos electorales.

La próxima reforma debiera atender al principio de máxima libertad de acción y expresión con la única limitante de no reducir sino ensanchar la equidad electoral. Para ello se debe mantener la prohibición de la compra de tiempo en radio y televisión por parte de particulares y redoblar los controles para frenar tanto en el nivel federal como en el estatal el uso de recursos públicos y programas sociales por parte de los funcionarios. No mucho más. Pocas reglas e instituciones capaces de hacerlas cumplir.

Por María Amparo Casar, Periódico Reforma, 21 de Febrero del 2012

61-70 of 232