Publicaciones‎ > ‎

Ebrard, ¿mejor candidato que AMLO?

posted Mar 11, 2011, 3:06 PM by Elección México   [ updated Mar 11, 2011, 3:15 PM ]

El Jefe de Gobierno pertenece a una familia de gente emprendedora que contribuyó a levantar grandes negocios

Con toda claridad, sin rodeos, Marcelo Ebrard declaró a la cadena CNN que si hoy se hiciera una encuesta él sería considerado mejor candidato presidencial que Andrés Manuel López Obrador. En la misma entrevista, el jefe del Gobierno capitalino reiteró su apoyo a las alianzas con el PAN, lo que hace unos días motivó que el tabasqueño pidiera licencia para ausentarse de las filas aurinegras.

Para los sectores empresariales que patrocinaron el cochinero de 2006, Ebrard resultaría mucho más aceptable que López Obrador. El tabasqueño es un heterodoxo, ajeno a los modos y componendas de la política tradicional, aunque no desconoce las condiciones en que se ejerce la función pública. Tiene una probada vocación para trabajar por los sectores más depauperados y por eso mismo no pocos empresarios lo ven como “un peligro para México”, por supuesto, para el México de las desigualdades profundas y la injusticia perpetua. Sí, sí es un peligro para esas realidades y sus grandes beneficiarios.

Ebrard, en cambio, no es visto como un extraño, pues pertenece a una vieja familia de barcelonetas, de gente emprendedora que contribuyó a levantar negocios de gran envergadura. Marcelo tiene una licenciatura por El Colegio de México e hizo estudios de posgrado en París, en la prestigiosa Escuela Nacional de Administración Pública. AMLO a duras penas concluyó la licenciatura en la Facultad de Ciencias Políticas de la UNAM. Ebrard domina inglés y francés; Andrés Manuel es monolingüe.

Lo anterior sería definitivo si se tratara de obtener un cargo gerencial en la iniciativa privada, pero ambos se desenvuelven en el mundo de la política. Ahí, no debe ser negativa la percepción que tienen amplios sectores de López Obrador, pues a él se debe la implantación de programas sociales en beneficio de la gente mayor, las madres solteras, los estudiantes y la gente de menores ingresos. Pero Ebrard ha sostenido y aun ampliado esos programas y, como garantía de continuidad y eficacia, al frente de ellos mantiene a Martí Batres, quien no oculta sus simpatías por AMLO.

Para algunos observadores independientes, López Obrador es un político bienintencionado, pero con obvias limitaciones, y se recurre a un ejemplo: él, por temor a la Iglesia católica y al prejuicio social, no se atrevió a legalizar el aborto, el matrimonio gay y la adopción por parejas del mismo sexo. Marcelo sí lo hizo y fue capaz de afrontar, hasta ahora exitosamente, la abierta hostilidad de la jerarquía eclesiástica.

En lo que se refiere a las alianzas con el PAN, los dos apoyaron ir junto con los azules en Chiapas y Oaxaca para acabar con los cacicazgos priistas. Ahora Andrés Manuel se niega a hacer lo mismo en el Estado de México, lo que resulta una inconsecuencia y un enorme riesgo, pues si Enrique Peña Nieto gana, nadie lo detendrá hasta llegar a Los Pinos, en tanto que si pierde ya puede irse despidiendo de sus aspiraciones presidenciales.

El PRD necesita ir a las elecciones con un solo candidato y un amplio apoyo de todas las fuerzas de centroizquierda. Tal vez Ebrard esté mejor situado en las encuestas, pero lo cierto es que no tiene futuro sin el voto de los sectores radicalizados que siguen a López Obrador.

Éste dio un paso en falso al retirarse o pedir licencia del PRD, pues las luchas por el control de un partido se dan en el partido mismo. Ebrard, en cambio, da la imagen de un político moderno que negocia, arriesga, combate y gana. Esa, al menos, es la percepción de un observador profesional de la política mexicana.
Artículo de Humberto Musacchio, Periódico Excelsior, 11 de Febrero del 2011

Comentarios ‎(Ebrard, ¿mejor candidato que AMLO?)‎

Comments