Publicaciones‎ > ‎

Yo voté por Chávez, ahora vivo en México

posted May 25, 2012, 1:13 PM by Elección México   [ updated May 25, 2012, 1:25 PM ]

Soy venezolana y vivo en México desde hace dos años. Yo voté por Hugo Chávez.

Casi todos votamos por él, me refiero a mis amigos, amigas, y familiares.

La gente con universidad y maestría como yo, votamos por él.

Su discurso era convincente, “la riqueza estaba en manos de unos cuantos capitalistas y políticos, mientras que había una gran pobreza.”, etc.

Sabíamos, pero no le dimos importancia, que Chávez era sarcástico, mostraba cierta ironía en sus discursos y lleno de odio hacia los ricos.

Pensamos que ese carácter era lo que Venezuela necesitaba para salir de la corrupción en que estábamos envueltos.

Hoy, Uds. lo saben, la economía y calidad de vida en Venezuela está cada vez peor.

El dinero no se repartió entre los pobres.

Las empresas que tomó el gobierno no sirven para nada y el gran ingreso del gobierno por la venta de petróleo no se usa para construir un país mejor.

Eso si, con Chávez, al gobierno de Cuba le ha ido muy bien, mas no a su pueblo.

Ahora vemos a los marginados viviendo cómodamente en las calles.

Hay jacales por todas partes y en Sábana Grande, una hermosa calle comparable con Masaryk en el D.F., hoy sólo se ven ambulantes, defecación al aire libre, violencia y asaltos.

Monumentos nacionales, esculturas, puentes, obras de arte, espacios públicos, hoy parecen basureros y han sido maltratados.

Y es que el discurso de Chávez es dejar que los marginados vivan a sus anchas, y que los ricos que han robado toda su vida la pierdan y se jodan.

Pero mi familia no robó nada ni éramos ricos.

Éramos una familia de clase media, con estudios, trabajadores, con las necesidades básicas cubiertas, pero sin grandes propiedades ni negocios.

Hoy mi familia está en aprietos y con temor.

Votamos por el referéndum contra Chávez por lo que estamos en una lista negra, por lo que perdí mi empleo y las cosas se nos dificultan, mi hermana se tardó meses en obtener cita para tramitar el pasaporte.

Uds. saben también que han desaparecido periodistas e intelectuales que han opinado contra Chávez.

Todos quienes votamos por él, hoy estamos en su contra.

A favor de él sólo están los militares, los corruptos y los resentidos sociales qué el ha creado, que dicho sea de paso, no tienen intenciones de producir o crear un mejor país, sino simplemente vivir del gobierno y de las facilidades que les da. ¿Qué hace Chávez con el dinero del gobierno?

Pues ayuda a Cuba, a Evo Morales, y, me parece obvio, a López Obrador. ¿Qué no se dan cuenta? ¿Necesitan repetir lo que nosotros para darse cuenta?

Yo sé muy bien que Chávez no es igual a López Obrador, ni Venezuela es igual a México.

Pero sí les digo, que yo viví la campaña de Chávez y veo cosas muy parecidas.

Veo una persona con odio, violenta en su forma de hablar, burlona.

Veo que tampoco habla bien el castellano, y es solo la punta del iceberg de su falta de educación.

Veo a un buen manipulador como Chávez, que va al corazón de las personas, hacia sus sentimientos, y veo que engaña, los ha engañado a Uds.

Veo que Elena Poniatowska, una gran intelectual para México, hizo un anuncio hablando de los “viejitos”, ¿quién no se deja convencer si el candidato va a ayudar a los “viejitos”?

Mis padres ya no son jóvenes, y no reciben nada del gobierno, sólo obstáculos.

Veo que los intelectuales mexicanos apoyan al candidato del PRD, y también veo cómo mañana Uds. mismos estarán de dientes para adentro arrepintiéndose de su decisión de hoy, cuando sus hijos no encuentren empresas donde trabajar, cuando los ambulantes estén en su banqueta defecando al aire libre, y no los puedan correr porque son violentos y “están en su derecho”; el gobierno no haga nada porque de eso se trata, de darles “libertad de acción”.

Cuando no haya ley que evite los robos, asaltos, vandalismo cuando vean gente vagando en las calles sin ocupación.

Cuando haya toque de queda voluntario porque sea un riesgo salir de noche.

Cuando la falta de mantenimiento de las obras públicas, la desidia, suciedad y deterioro vaya generando una depresión colectiva que hasta sus casas llegue, porque lo más importante es comer, cualquier otra cosa es un lujo.

En mi opinión, ústedes están ciegos, pero los invito a reflexionar, sólo a dudarlo y a informarse de lo que sucede en mi país.

No por lo que dice el gobierno ni la prensa, les pido que hablen con los venezolanos que hemos llegado a este país en busca de un mejor futuro, huyendo de Chávez.

México es un país increíble, con diferencias sociales y pobreza como todos los países de Latinoamérica, pero el camino para lograr un mejor país no es odiar a los ricos, y a las empresas, sino amarlos y crear leyes para distribuir mejor el dinero.

El odio trae más odio, el amor trae más amor. No se trata de volver a México un país de pobres para pobres, como Cuba o Venezuela.

¡Abran los ojos!

Por María Pavira, Mayo del 2012

Comments