Noticias‎ > ‎

Arropan 30 mil ciudadanos a Josefina Vázquez Mota en mitin de Sonora

posted Apr 22, 2012, 10:38 AM by Elección México   [ updated Apr 22, 2012, 10:46 AM ]

Cajeme, Sonora 

Guillermo Padrés no se aguantó las ganas y, al arranque de un mitin con alrededor de 30 mil asistentes en Cajeme, Sonora, subió al templete con Josefina Vázquez Mota, le levantó el brazo y le ofreció un ejército de simpatizantes sonorenses que votarán a su favor y hasta la comparó con la Virgen de Guadalupe.

Y es que fue su Gobierno, ayudado por el Ayuntamiento panista de Cajeme, el organizador del acto partidista con que Vázquez Mota cerró su gira de 12 horas por el sur de Sonora.

Miles de personas llegaron desde Nogales, Huatabampo, Hermosillo, Guaymas y Navojoa, que se sumaron a miles de panistas provenientes de comunidades yaquis y colonias de Ciudad Obregón.

Visiblemente emocionado, a gritos, el Gobernador panista de Sonora reivindicó como suyo el operativo que le permitió a la candidata tener uno de sus mejores actos en los 20 días que han transcurrido de campaña.

Además, puso a su disposición un ejército de sonorenses que, según cálculos de la ex Alcaldesa de Hermosillo, Dolores del Río, dará a Josefina 600 mil votos el 1 de julio.

Padrés llamó a los asistentes a no permitir el regreso del PRI y advirtió a sus gobernados que, de perder el PAN, les quitarán sus viviendas, sus becas escolares y el Programa Oportunidades.

"Están llamados a responderle a la Patria. Estamos ante un inminente riesgo en el País, porque 70 años de malos gobiernos, de corrupción, de saqueos y devaluaciones, se quieren esconder, y ésa es la gran amenaza, como lobos con piel de borrego y copetón", alertó.

"Quienes amenazan con volver nos amenazan con quitarte la vivienda, quitarte Oportunidades, quitarte las becas de tus hijos, pero aquí no lo vamos a permitir".

Frente a la multitud, Padrés no se guardó elogios para Vázquez Mota. Tampoco reparó en formas ni en códigos electorales, y se fue de largo:

"Cuando me enfrento a decisiones difíciles, primero le pido su consejo y bendición a la patrona de los mexicanos, a la Virgen de Guadalupe. Esa mujer no me ha fallado nunca y nos ha dirigido bien a los mexicanos".

Dicho eso, Padrés pidió confiar en la "palabra sagrada" de las mujeres, en la "palabra sagrada" de Josefina, quien no cabía de contenta frente a una multitud que, pese a las más de tres horas de espera, respondía con aplausos a las palabras del Gobernador.

El PAN y los Gobiernos estatal y municipal se encargaron de proteger a Josefina Vázquez Mota en su recorrido de ayer por este municipio sonorense: no sólo le organizaron una de las más numerosas concentraciones en lo que va de su campaña, sino que la arroparon para evitar que enfrentara directamente la inconformidad de un grupo de empresarios, productores y terreratenientes que trataron de echarle a perder la gira.

Según el dirigente estatal del PAN y coordinador de la campaña de Vázquez Mota a nivel estatal, Juan Valencia, dicho reclamo es promovido por un pequeño grupo de terratenientes encabezados por la familia del anterior gobernador priista, Eduardo Bours.

"No es un reclamo del pueblo de Cajeme, sino de un grupo con intereses políticos", aseguró el dirigente panista.

Un grupo pequeño que ayer movilizó a solo cinco personas que se apostaron afuera del hotel donde Vázquez Mota hizo base, con una manta en la que se leía: "Josefina: Pensábamos que eras diferente, dices estar en contra de los que violan la ley y apoyas a Guillermo Padrés en la ilegal construcción del Acueducto...¡No al Novillo!".

Miguel Székely, ex subsecretario de Educación y fiel colaborador de la candidata, se acercó a los cinco manifestantes para preguntar si querían dialogar con la candidata, a lo que se negaron.

Vázquez Mota pudo salir de Cajeme evadiendo este problema y, resguardada por decenas de funcionarios de los Gobiernos municipal y estatal vestidos con camisas blancas estampadas con las siglas JVM, prometió regresar a cumplir el juramento yaqui que dice "para ti no habrá ya dolor".

Con información de Ernesto Núñez, Periódico Reforma, 22 de Abril del 2012

Comments