Noticias‎ > ‎

Josefina Vázquez Mota llena la plaza histórica de Guanajuato

posted Apr 1, 2012, 11:03 AM by Elección México   [ updated Apr 1, 2012, 11:15 AM ]

Dolores Hidalgo, Guanajuato 

El devoto Juan Manuel Oliva ayer le hizo el milagro a Josefina Vázquez Mota, a quien le llenó esta plaza histórica y logró que más de cinco mil mujeres y hombres se fundieran en un grito: "Faldas sí, copetes no".

Al tercer día de su incorporación a la campaña de la candidata presidencial, el recién nombrado secretario general adjunto de Elecciones del PAN resucitó el ánimo de los josefinistas, decaído tras una protesta de ex trabajadores de Mexicana de Aviación que obligó a cancelar un evento matutino en el Distrito Federal.

Junto con Oliva, 24 alcaldes contribuyeron para la multiplicación de los panistas que, acarreados desde el mediodía, atiborraron la plaza del Grande Hidalgo.

Carlos Medina Plascencia ofreció a Josefina, a nombre del panismo que lleva 20 años gobernando esta tierra, un millón 200 mil votos el próximo 1 de julio.

Emocionada, Vázquez Mota usó la plaza llena para recargar pilas y, de paso, lanzarse en contra de su principal rival, el priista Enrique Peña Nieto, a quien le reprochó no cuidar a las mujeres, bloquear la reforma política e incluso no leer.

"Nadie puede venir aquí a hablar de compromisos cumplidos con los bajos Índices de competitividad y los altos índices de feminicidios del Estado de México, donde las mujeres no han importado nada", exclamó.

A media plaza, mujeres provenientes de San Diego de la Unión cargaban un cartel que decía: "Ni copete ni gaviota, Josefina Vázquez Mota".

En otro rincón, otras chicas alzaban cartulinas con la leyenda: "Mi gallo es gallina, se llama Josefina".

Frente a ellas, la abanderada del blanquiazul alzó la voz y continuó su arenga contra el ex Gobernador mexiquense:

"Quiero un México en el que los niños sí lean y que sí sepan responder cuando les pregunten. Quiero un México diferente, en donde un joven no dedique su tesis a Arturo Montiel y se enorgullezca de ello".

Con Peña en la mira, Vázquez Mota apeló a la solidaridad de su género y llamó a las "guerreras de Guanajuato" llevarla a Los Pinos, para evitar que a México vuelvan "las visiones mesiánicas y populistas" o los autoritarismos del pasado.

Templete reservado

Los autores del milagro que inyectó energía a la campaña panista aplaudían desde abajo del templete, donde los organizadores sólo colocaron el pódium para la candidata y dos banderas: la de México y la del PAN.

Los candidatos a senadores y diputados federales por la entidad no tomaron la palabra y subieron al templete para tomarse la foto al final del mitin.

Además de Vázquez Mota, sólo otro panista tomó la palabra: Carlos Medina Plascencia, el ex Gobernador que hace 12 años, en la campaña de Vicente Fox, invitó a Vázquez Mota a participar en política.

La aspirante presidencial mencionó dos veces a Juan Manuel Oliva, quien sonreía satisfecho en su silla ubicada frente al templete. Cerca de él otro ex Mandatario, Juan Carlos Romero Hicks, aplaudía sin mayor entusiasmo.

Cuando empezaban a subir los candidatos locales, se acordó de mencionar a Miguel Márquez, el delfín de Oliva para la Gubernatura.

"No puede hablar porque está en veda", explicó Josefina.

Después bajó y, en medio de una valla humana, se despidió de cientos de panistas que, tras una rejas, se empujaban para tratar de dar la mano a Josefina.

Su hija María José giraba instrucciones, colocaba a los jóvenes de logística en sus lugares y, desde la escalinata del Pinabús, gritaba: "Ya vámonos".

Detrás de la candidata, su esposo, Sergio Ocampo, levantaba los brazos para impedir que la gente se acercara demasiado.

Protegida por su familia y por el Estado Mayor, Vázquez Mota se apartó del gentío y subió al Pinabús, donde su equipo pensaba en "guanajuatizar" la campaña.

Por Ernesto Nuñez, Periódico Reforma, 1 de Abril del 2012

Comments