Noticias‎ > ‎

Olvida Enrique Peña Nieto llevar intérprete ante tzotziles

posted Apr 1, 2012, 10:54 AM by Elección México   [ updated Apr 1, 2012, 11:15 AM ]

San Juan Chamula, Chiapas 

En su primer mitin ante indígenas a Enrique Peña Nieto le faltó intérprete.

En la región de Los Altos se habla el tzotzil y la falta de traductor derivó en pocas porras y menos aplausos.

Mientras los acarreados de otros municipios fueron los más escandalosos, los oriundos de San Juan Chamula mostraron poco ánimo ante la incomprensión del mensaje del abanderado presidencial del tricolor.

Los varones tzotziles aprovecharon el día de campaña priista para celebrar con posh, una bebida regional parecida al mezcal, y cuando Peña daba discurso de Peña, algunos ya daban tumbos.

Antes del arribo del candidato del PRI, la animadora utilizó un traductor para que sus porras tuvieran efecto.

"A ver, esos gritos de las mujeres. A ver, aplaudan fuerte esos jóvenes. Los de verde, ¿dónde están?", gritaba la mujer con micrófono en mano.

El traductor arengaba en tzotzil con la misma enjundia.

Gritos, porras, arengas de ensayo ponían el ambiente en la explanada.

***

El ex Gobernador mexiquense arribó a la región chamula en helicóptero, acompañado de su esposa Angélica Rivera, y del aspirante a la Gubernatura, el senador del Partido Verde, Manuel Velasco.

En una carpa, habilitada a un lado de donde aterrizó la aeronave, se puso el traje regional tzotzil: el chuj y el sombrero con listones de colores.

"¿Cómo se dice gracias?", preguntó a un indígena chamula.

En una hoja apuntó: "Kolwa bawilik".

Un camino acotado con vallas metálicas fue habilitado para el paso de Peña Nieto rumbo al presidium.

"Chinga, que ya no empujen esos cabrones de atrás. Van a lastimar a la señora (Angélica Rivera). Diles a esos güeyes", urgía un elemento de seguridad que casi es arrollado por quienes querían saludar a Peña y a la Gaviota.

Los empellones y el calor de 33 grados ponían rojo y estresado al hombre de la seguridad que abría paso al candidato.

Peña Nieto se dejó querer. Muchas mujeres lo abrazaron, lo besaron y le pidieron una foto. "Papacitooo", decían algunas que vinieron desde Arriaga y Tuxtla Gutiérrez.

El candidato saludó a todos los que pudo. "Muchas gracias por su apoyo", les decía en el apretón de manos.

"Peña Nieto, Peña Nieto", le gritaron a su llegada al templete, ya con hora y media de retraso.

El Alcalde de San Juan Chamula, Dagoberto Hernández, entregó a Peña Nieto el bastón de mando, que es otorgado a quienes para la comunidad representan autoridad o tienen importancia.

En agosto de 2011, los chamulas entregaron al Presidente Felipe Calderón su tercer bastón de mando a cambio de la apertura de una carretera, así como apoyos para la educación y la salud de los indígenas.

También lo han recibido el Gobernador de Chiapas, Juan Sabines, y el Senador del Partido Verde, Manuel "El Güero" Velasco, quien busca la gubernatura del estado.

Bastones de mando para aventar para arriba.

*****

En la nueva forma de hacer Gobierno se usa la vieja práctica de promover el voto.

Durante su discurso ante indígenas tzotziles, Peña Nieto dijo que pretende evitar más de lo mismo.

Sin embargo, sus operadores de campaña entendieron otra cosa,

pues recurrieron al acarreo de simpatizantes, al reparto de playeras, a la entrega de tortas frías, frutsis, tamales, gorras y banderitas.

Unas 2 mil playeras del Verde y 4 mil del PRI fueron obsequiadas a los indígenas que fueron transportaron en 70 camiones y 58 camionetas desde distintas regiones del estado.

Y los invitados al acto de campaña ya saben el procedimiento: Se apuntan, les entregan el kit, comen, se ponen la playera, aplauden y sonríen.

Aunque los que no alcanzaron lonche esperaron hasta el final a ver si quedaba algo.

"Ni playera ni torta", reclama Leocadio Ramírez, un indígena que vino de San Andrés Larráinzar, al que sólo le tocó un refresco que le regaló otro simpatizante de Peña Nieto.

"Como 35 mil cabrones metimos hoy. Chingo de gente, y mucha se quedó afuera", presumía uno de los operadores que lucía un gafete de "coordinación estatal".

Habitantes de la comunidad señalan que sólo caben 10 mil personas en la plaza principal de San Juan Chamula, y dicen que ellos sólo tienen dos playeras: la religión católica y el PRI.

"Está en territorio cien por ciento priista", presumió a Peña el Alcalde anfitrión.

Raquel Cruz, quien se dijo representante de las etnias chiapanecas, llamó al candidato presidencial del tricolor no ver a los indígenas como turismo sino como personas con derechos.

"Kolwa bawilik", repitió el mexiquense al terminar su discurso.

Todos empezaron a desocupar la plaza y empezó el baile y el reparto de tamales.

El grupo guapachoso "Ámbar" puso el ambiente.

Por Benito Jiménez, Periódico Reforma, 1 de Abril del 2012
Comments