Noticias‎ > ‎

El Papa Benedicto XVI hace un milagro político en México

posted Mar 26, 2012, 6:55 AM by Elección México   [ updated Mar 26, 2012, 6:56 AM ]

El Papa Benedicto XVI hizo el milagro.

Al conjuro del acto de mayor significado de su visita a México, la celebración de una multitudinaria misa en el Parque Bicentenario, Joseph Ratzinger reunió a los cuatro abanderados a la Presidencia de la República y provocó un insólito encuentro entre Vicente Fox y Andrés Manuel López Obrador.

Además, propició que, como en ningún momento en los últimos seis años, compartieran el mismo espacio el tabasqueño y el Presidente Felipe Calderón.

"Hola, bienvenido", saludó intempestivo Fox a López Obrador posando su mano sobre el hombro del abanderado de la izquierda.

El tabasqueño, sentado de frente al altar, se incorporó sorprendido y le tendió la mano a quien impulsó el polémico desafuero en su contra cuando se desempeñaba como Jefe de Gobierno del Distrito Federal.

Atestiguaron el insólito hecho las esposas de ambos personajes, Marta Sahagún y Beatriz Gutiérrez, así como Genaro Góngora Pimentel, Ministro de la Suprema Corte en retiro.

Una marea humana calculada por el portavoz del Vaticano en al menos 640 mil católicos quedó atrás del área VIP que ocuparon los cuatro candidatos –Josefina Vázquez Mota, Andrés Manuel López Obrador, Enrique Peña Nieto y Gabriel Quadri–, Fox Quesada y Calderón Hinojosa. Los dos candidatos que encabezan las encuestas, Vázquez Mota y Peña Nieto; cumplieron con un acto de civilidad al estrechar un saludo y comentar la visita del Papa.

Tras la homilía del Papa, la liturgia llamó a la comunión. En las escaleras que llevaban al altar se dibujó la figura del Jefe del Estado mexicano, Felipe Calderón, quien a paso lento subía acompañado por su esposa, Margarita Zavala, y sus tres hijos, María, Luis Felipe y Juan Pablo.

De manos del Obispo de Roma, Calderón Hinojosa fue el primero en recibir la hostia. Hincados, su esposa y sus hijos recibieron el pan; de la misma forma, el Gobernador anfitrión, Juan Manuel Oliva, el mismo que se proclamó "gestor" de la visita papal, y su esposa, Marta Martínez.

Vázquez Mota también comulgó.

A la misa asistieron los Gobernadores de Puebla, Morelos y Chihuahua, Rafael Moreno Valle, Marco Antonio Adame y César Duarte, respectivamente.

La niña Fátima Guzmán comulgó por primera vez. Hija de Ricardo Guzmán, el Alcalde de La Piedad, Michoacán, que fue asesinado por el crimen organizado, presentó su primera comunión al calor de la misa.

Los presidenciables

En la lectura del Evangelio según San Juan, Jesús habló ayer a Felipe y a Andrés.

Cuenta el Evangelio que algunos griegos que llegaron a Jerusalén para adorar a Dios en la fiesta de la Pascua, se acercaron a Felipe, el de Betsaida de Galilea, para pedirle: "Señor, quisiéramos ver a Jesús...".

"Felipe --reza el Evangelio-- fue a decírselo a Andrés; Andrés y Felipe se lo dijeron a Jesús y él les respondió: 'ha llegado la hora de que el Hijo del hombre sea glorificado...'".

Seguidor de Jesús en la Tierra, Andrés Manuel López Obrador enarboló ayer en el Parque Bicentenario de esta Ciudad el perdón para Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, quien, según ha denunciado el tabasqueño, le robó la elección de 2006.

"Estoy extendiendo mi mano franca a todos. No odio. No soy un hombre de resentimientos. Perdono a todos, le perdono a él (Calderón) en particular, a todos", declaró la víspera al periódico El País.

Al conjuro de la multitudinaria misa que ofició el Papa Benedicto XVI, Andrés Manuel y Felipe de Jesús ocuparon, separados unos 200 metros, el área VIP que colmaron cientos de invitados.

En el Parque Bicentenario, la lectura del Evangelio según San Juan antecedió a la muy esperada homilía del teólogo Joseph Ratzinger, frente a una marea de fieles que fatigaron horas y horas de espera para mirar y escuchar al Pontífice.

Dispersos en esa área, anhelantes de bendiciones para los días por venir, desfilaron Josefina Vázquez Mota, Enrique Peña Nieto y Gabriel Quadri, los abanderados presidenciales postulados por el PAN, PRI y Nueva Alianza.

Acompañado por su esposa, Angélica Rivera, Peña Nieto se acercó a saludar a la aspirante panista, quien, como el candidato tricolor, asistió a la misa vestida de negro.

En ese mismo rectángulo VIP, al extremo izquierdo, estaban el Presidente Felipe Calderón, su esposa y sus tres hijos. Con ellos, los papás de Margarita, Diego Zavala y Mercedes Gómez del Campo; los Secretarios de Gobernación y de Relaciones Exteriores, Alejandro Poiré y Patricia Espinosa, y la viuda de José Francisco Blake Mora, Gloria Cossío.

En algún momento, Calderón saludó a Vázquez Mota, a su esposo y sus tres hijas.

Bendecidos por Benedicto XVI, los cuatro candidatos esperan la rudeza de la campaña. López Obrador obsequió el perdón a Calderón. Ya viene la Semana Santa. Y también días que no serán de guardar.

Por Mayolo López, Periódico Reforma, 26 de Marzo del 2012

Comments