Noticias‎ > ‎

Cordero y Lujambio miden sus fuerzas como presidenciables del PAN

posted May 21, 2011, 5:27 AM by Elección México   [ updated May 21, 2011, 5:34 AM ]

Los aspirantes a la candidatura presidencial del PAN midieron ayer una vez más sus fuerzas.

La pasarela, organizada por la coordinación de los diputados locales, generó tensión entre los seguidores de Alonso Lujambio y Ernesto Cordero.

Al llegar este último con retraso, el Secretario de Educación se placeó media hora más en el salón donde minutos antes dio su presentación y al salir, ambos se cruzaron.

Pese a que los separaba apenas 10 metros, los dos miembros del Gabinete federal, rodeados de sus porras respectivas, se evitaron.

Lujambio, acompañado por su staff, prefirió alejarse del secretario de Hacienda y salirse por otra puerta del lobby.

"Cordero, Cordero", gritaban unos, encabezados por la diputada federal por Guanajuato, Elia Hernández, y la ex delegada de Liconsa por Chihuahua, María Eugenia Campos, quienes desde la mañana cabildearon entre los legisladores locales para buscar apoyos.

"Lujambio, Lujambio", respondieron los simpatizantes de Lujambio, encabezados por la coordinadora de los diputados de la Asamblea Legislativa del DDF, Mariana Gómez del Campo.

"Es el entusiasmo panista, que le gusta expresar sus puntos de vista, vamos a un proceso ejemplar en el proceso", aclaró el titular de la SEP para minimizar el alcance del incidente.

"No lo vi, no vi a mi compañero Lujambio. Le mando un abrazo", dijo a su vez Cordero para justificar la ausencia de saludo.

Gómez del Campo no cabía del gusto por el apoyo que mostraba un nutrido grupo de diputados locales de diferentes lugares del País por el ex presidente del IFAI.

Ni la pregunta sobre una posible cargada del Presidente Felipe Calderón hacia Cordero la hacía dudar del triunfo de su candidato.

"Yo no creo en las cargadas, aquí lo que es importante es el convencer con propuestas y Lujambio tiene talento y capacidad", reviró.

De acuerdo con presentes en el salón donde arribó a las 17:00 horas, en horario de trabajo, Lujambio dijo con claridad que quiere ser presidente y, aprovechando su presencia en tierra mexiquense, se burló del Gobernador Enrique Peña Nieto. Lo llamó dos veces señorito, le endilgó también el adjetivo de "copetudo".

Todo ello, en el marco de una presentación en el que comparó los resultados educativos de 10 años de administraciones panistas con los priistas.

A las 6:45, en medio de un aguacero, Cordero se presentó sonriente a la entrada del hotel.

En su discurso, coincidió con Lujambio en el diagnóstico de que el PAN tuvo que arreglar lo que el PRI no hizo durante años.

Pidió expresamente a los diputados locales difundir los "logros" de las administraciones panistas, en cada cantina y en cada escuela.

El retraso en el desarrollo de la pasarela hizo que el secretario del Trabajo, Javier Lozano, llegara a los 10 minutos del inicio de la exposición de Cordero.

En su turno, criticó a los priistas por "mentirosos", y dijo que con Calderón se crearon muchos empleos.

Más temprano, antes de la comida de los diputados locales, el senador Santiago Creel los había llamado a romper los diques que frenan el desarrollo del País. La víspera, en el primer día de la Plenaria, la diputada Josefina Vázquez Mota trató también de convencer a la militancia.

Por Carole Simonnet, Periódico Reforma, 21 de Mayo del 2011

Comments