Noticias‎ > ‎

Andrés Manuel López Obrador pide confianza a hombres de negocios

posted Mar 2, 2012, 7:01 PM by Elección México   [ updated Mar 2, 2012, 7:02 PM ]

Ante 700 empresarios de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), Andrés Manuel López Obrador aseguró no ser un político subordinado a ningún grupo de interés, por lo que pidió a los hombres de negocios, muchos de ellos opositores suyos en el 2006, confiar en él.

Durante la Convención Nacional de ese gremio en Hermosillo, el aspirante presidencial resumió en nueve puntos su proyecto económico, en el cual promete un crecimiento del 6 por ciento anual, un millón 200 mil empleos por año y eliminar el IETU.

"Con todo respeto, les invito a no dejar pasar la oportunidad de cambiar la política económica que se ha venido imponiendo desde hace 29 años y está destruyendo al País", dijo, según la versión estenográfica de su discurso.

"Piensen que sólo hay dos opciones: más de lo mismo o un cambio verdadero. En sus manos está la decisión y el destino de México. En lo que a mí corresponde, tengan confianza. Sé honrar mi palabra, actúo con honestidad, ofrezco mi experiencia, soy libre, no estoy subordinado a ningún grupo de intereses creados y sólo estaré al servicio del pueblo y de la Nación".

En la región norte de México, donde la violencia ha provocado el cierre de empresas, el tabasqueño prometió serenar al País, cambiando la estrategia contra el crimen organizado.

"Se dará prioridad a las labores de inteligencia, se le seguirá la pista al dinero, se cuidará que tanto los funcionarios como todos los mandos policiacos sean personas de inobjetable honestidad, se profesionalizará pronto a la Policía Federal y ministerial para sacar gradualmente al Ejército de las calles y mejoraremos los sueldos y prestaciones de todas las corporaciones policíacas", expuso.

El precandidato de la izquierda arrancó su discurso criticando la política económica que se implementa en México desde 1983, la cual, consideró, provocó la apertura comercial indiscriminada y sin límites estratégicos de ninguna índole.

Ello, continuó, ha significado poner a competir a productores nacionales con extranjeros en condiciones de desigualdad, pues estos últimos, ejemplificó, cuentan con subsidios, créditos baratos e impuestos bajos.

"No debe olvidarse que durante el Gobierno de Salinas, el Secretario de Comercio y Fomento Industrial llegó a decir 'que la mejor política industrial es la que no existe'. Los resultados de esta irresponsable desatención a la actividad productiva han sido desastrosos", indicó.

Por ejemplo, dijo, el Producto Interno Bruto ha sido en promedio de 2.3 por ciento, con una ingreso per cápita de 0.4 por ciento anual, lo que representa una de las tasas más bajas del continente americano y del mundo.

Después de dar un escenario poco alentador de la economía mexicana, incluso comparándola con la China, país del que, dijo, México importa productos y servicios por 41 millones de pesos al año y exporta a esa región sólo 4 mil millones de pesos, desglosó su propuesta de gobierno.

Esta contempla la construcción de cinco refinerías; un desarrollo turístico para la región maya con la construcción de un tren rápido de Cancún a Palenque; el impulso de la libre competencia y terminar con los monopolios; fortalecer el mercado interno; cero impuestos adicionales; y no importar más gasolinas y generar productos y servicios, en la mayor medida, en México.

Por Redacción Reforma, Periódico Reforma, 2 de Marzo del 2012

Comments