Noticias‎ > ‎

Movilizan a miles para acto de Enrique Peña Nieto

posted Feb 13, 2012, 9:53 AM by Elección México   [ updated Feb 13, 2012, 9:53 AM ]

Enrique Peña Nieto, precandidato presidencial del PRI, fue "apapachado" ayer en su tierra natal con una movilización de cerca de 50 mil simpatizantes que fueron acarreados desde diversos municipios del Estado de México.

Con el pretexto de la toma de protesta de la estructura territorial del tricolor, el PRI mexiquense llenó los campos de futbol del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores, donde fueron colocados tres templetes para la "clase política" de la entidad, grandes pantallas, carpas gigantes, miles de sillas y gradas.

El acto masivo se llevó a cabo en el mismo lugar en el que Peña Nieto cerró su campaña como candidato al Gobierno del Estado de México, hace casi siete años.

Los priistas mexiquenses no escatimaron en nada.

No repartieron tacos con huevo, como ocurrió en Guerrero --con un saldo de 700 personas intoxicadas--.

En cambio, se distribuyeron tamales o lonches con tortas, fruta, jugo y hasta dulces, perfectamente empacados.

Con el fin amenizar a la concurrencia --ante la usual impuntualidad del precandidato--, el PRI contrató a Majestad de la Sierra, considerado uno de los grupos más famosos del género duranguense, conformado con ex integrantes de la agrupación K-Paz de la Sierra.

Para el cierre del acto, el tricolor llevó al legendario cantante Johnny Laboriel, con la finalidad de que deleitara a los priistas con un concierto.

Sin embargo, nadie se quedó para escucharlo.

Los miles de priistas desalojaron el lugar en apenas unos minutos, tras concluir el discurso de Peña Nieto.

Entre ríos de gente y tumultos, los acarreados trataban de localizar los autobuses que los regresarían a sus lugares de origen, mientras Laboriel gritaba desde el templete.

"¿Por quién vamos a votar? ¡Hey, por favor, la gente del sonido!, ¡Eruviel, Eruviel!", exclamaba sin lograr la atención de los aún presentes.

A la hora de su discurso, Peña Nieto se dijo motivado de estar en su tierra, donde --aseguró-- puede recargar las pilas en compañía de su esposa, Angélica Rivera.

El aspirante priista se lanzó en contra del Gobierno federal emanado del PAN, y aseguró que México no puede seguir con el clima de violencia e inseguridad que vive.

"Advierto lo siguiente: México no puede seguir por el camino de la violencia y de la confrontación. México demanda mejores tiempos, tiempos de orden, de paz, de civilidad, de trabajo, de empleo para todos los mexicanos. En pocas palabras, tiempos de mayor esperanza para todo México", dijo.

Luego de reiterar a sus adversarios que no se confiará de la ventaja que lleva en las encuestas, Peña Nieto sostuvo que los resultados de las administraciones de Acción Nacional han sido negativos para México.

"Hoy les decimos a los adversarios: no estamos confiados, no vamos a confiarnos en lo que las encuestas hoy proyectan. El PRI habrá de trabajar recorriendo casa por casa, colonia por colonia, barrio por barrio, ciudad por ciudad, pueblo por pueblo", expresó.

Imitador

El precandidato presidencial del PRI "innovó" ayer en su discurso al hacer preguntas a los asistentes, tal como ocurre desde hace años en los mítines del abanderado de la coalición Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador.

"Será quizá momento para preguntarle a los mexicanos, y hoy aquí les pregunto a ustedes: ¿Creen ustedes que hoy el camino que ha seguido México es el correcto? ¿Quieren seguir los próximos seis años en el camino que significa más de lo mismo?", cuestionó desde el templete Peña Nieto, dando tiempo para escuchar las respuestas de los priistas.

Desde diciembre pasado, los priistas recurrieron al concepto de la esperanza, luego al amor y después a las" adelitas".

Diversos recursos utilizados por el tabasqueño en la contienda de 2006 y en la que se lleva a cabo han sido retomados por el tricolor.

El día de su registro como aspirante presidencial, Peña Nieto habló de la esperanza.

En Veracruz, el 19 de diciembre, el mexiquense incorporó el concepto del "amor" a su discurso.

El 21 de diciembre, durante una reunión con 500 representantes de la Confederación Nacional Campesina las mujeres del sector le ofrecieron al mexiquense respaldarlo en su campaña como si fueran sus adelitas.

"Como toda una adelita, refrendamos el compromiso de darle a México mejores ciudadanos, tal y como lo hizo tu madre, Socorrito, en tu natal Atlacomulco.

"Y para los que te critican, les decimos: no se equivoquen, las mujeres cenecistas somos las adelitas de la revolución social que México quiere", dijo entonces la diputada Delia Guerrero.

Por Claudia Guerrero, Periódico Reforma, 13 de Febrero del 2012

Comments