Noticias‎ > ‎

Avanza en Senado reforma política

posted Apr 26, 2011, 7:10 AM by Unknown user   [ updated Apr 26, 2011, 7:17 AM ]
La Reforma Política avanzó en comisiones del Senado con novedades para el sistema político como las candidaturas ciudadanas, la reelección de legisladores y la consulta popular.

El dictamen fue avalado en lo general, aunque deja fuera propuestas del presidente Felipe Calderón, como la segunda vuelta en elecciones presidenciales, la reducción en el número de legisladores y la reelección de alcaldes y de delegados en la capital del país.


Anoche, las comisiones unidas de Puntos Constitucionales, Reforma del Estado y de Estudios Legislativos del Senado aprobaron en lo general y por unanimidad, el dictamen de la Reforma Política, con cambios a 16 artículos constitucionales.

Tras un amplio debate de los artículos, en lo particular, que se perfilaba intenso —el perredista Pablo Gómez reservó todo el dictamen—, a propuesta del panista Ulises Ramírez acordaron suspender la reunión, integrar una subcomisión redactora y reiniciar el trabajo hoy a las nueve de la mañana en la Torre Caballito.

En lo general, el Senado aprobó en comisiones las candidaturas ciudadanas, la reelección legislativa para senadores y diputados, la iniciativa preferente y la ratificación de la Cámara Alta a una parte del gabinete presidencial en donde destacan los integrantes de los órganos reguladores, en particular la Cofetel, la Comisión Reguladora de Energía y de Competencia Económica.

La reforma también plantea el procedimiento a detalle para sustituir al Presidente por falta absoluta. Señala que en tanto el Congreso nombra al Presidente interino o sustituto, el secretario de Gobernación asumirá la titularidad del Ejecutivo y, en caso de falta absoluta, lo hará el secretario de Hacienda y Crédito Público, y a falta de éste, el de Relaciones Exteriores.

Sin embargo, quien ocupe provisionalmente la Presidencia no podrá remover o designar a los secretarios de Estado ni al titular de la PGR sin autorización previa del Senado, y deberá entregar al Congreso un informe de labores en un plazo no mayor a 10 días contados a partir del momento en que termine su encargo.

En la sesión, a la que acudieron al inicio los analistas Jorge Alcocer y Lorenzo Córdova, los senadores aprobaron que si por cualquier circunstancia el Presidente de la República no puede rendir protesta, lo hará de inmediato ante el titular de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sobre la reelección legislativa, senadores y diputados podrán ser reelectos en forma inmediata, los primeros hasta por un periodo adicional y los segundos hasta por dos. Sin embargo, una vez reelectos, no podrán ser electos como suplentes para el periodo inmediato.

La reforma fue repartida a los senadores para analizarla durante las vacaciones de Semana Santa. Una vez que regresaron a trabajar ayer, se reunieron en comisiones con el fin de lograr el aval del pleno antes del sábado 30 de abril, cuando concluye el periodo ordinario.

Con los cambios, la ciudadanía podrá iniciar leyes ante el Congreso de la Unión y se avala la consulta popular, que podrá ser convocada por el Congreso de la Unión, a petición del Presidente de la República, 33% de los integrantes de cualquiera de las cámaras del Congreso o un número de ciudadanos equivalente a 2% de los inscritos en la lista nominal de electores.

En este último tema, los senadores se enfrascaron en un debate, por lo que decidieron reiniciar la discusión hoy.

Con los cambios se autoriza a los ciudadanos y a las legislaturas de los estados a iniciar leyes en el Congreso federal.

En cuanto a la iniciativa preferente, se señala que el Presidente de la República podrá presentar en la apertura de cada periodo ordinario de sesiones, hasta dos iniciativas para trámite preferente, a excepción de las reformas constitucionales, o señalar con tal carácter preferente hasta dos que hubiese presentado en periodos anteriores cuando estén pendientes de dictamen.

Cada iniciativa deberá ser discutida y votada por el pleno de la cámara de su origen en un plazo máximo de 30 días naturales y vencido el tiempo, la iniciativa en sus términos y sin mayor trámite deberá ser el primer asunto discutido y votado en la siguiente sesión.

En caso de ser aprobado o modificado por la cámara de su origen, dice el texto, el respectivo proyecto de ley o decreto pasará de inmediato a la cámara revisora, la cual deberá discutirlo y votarlo en el mismo plazo y las mismas condiciones señaladas.

El proyecto también amplía un mes la revisión de la Cuenta Pública, ya que actualmente el plazo concluye el 30 de septiembre y en este caso, se vencería a más tardar el 31 de octubre.

En materia de presupuesto, los senadores consensuaron que si al inicio de un ejercicio fiscal no se ha aprobado y promulgado la Ley de Ingresos, mantendrá su vigencia la del año inmediato anterior, hasta en tanto el Congreso aprueba la del año nuevo.

En el caso del Presupuesto de Egresos de la Federación, mientras no se aprueba el del año correspondiente, continuará vigente el aprobado por la Cámara de Diputados para el ejercicio fiscal anterior, sólo respecto de los gastos obligatorios que señale la ley.

Pablo Gómez leyó un documento de análisis por medio del cual puso en duda gran parte del dictamen.

En ese sentido, advirtió que las “consultas populares” serían siempre convocadas por el Congreso de la Unión a petición de poderosos “o de una parte de electores que ahora podría ser de más de medio millón de personas”.
 
Ricardo Gómez, Periódico El Universal 26 de abril del 2011
Comments