Noticias‎ > ‎

Atrae el PRI voto joven y escolarizado

posted Apr 3, 2011, 3:34 AM by Elección México   [ updated Apr 3, 2011, 3:37 AM ]

Quienes tiraron al PRI de la Presidencia en el 2000 fueron predominantemente votantes jóvenes y con estudios universitarios. Sin embargo, precisamente ese mismo perfil de electores podría devolver al partido tricolor a Los Pinos en 2012.

De acuerdo con la más reciente encuesta nacional de Grupo Reforma, el PRI cuenta con el 56 por ciento de las preferencias de los mexicanos que tienen entre 18 y 29 años de edad y el 55 por ciento de las intenciones de voto de quienes han cursado una carrera universitaria.

Los electores entre 18 y 29 años de edad son una generación nacida entre 1982 y 1993, cuya mayoría solamente ha visto al PAN en la Presidencia durante su vida adulta y hoy mira a este instituto político como una tercera opción, después de PRI y PRD.

Los jóvenes menores de 30 años que llevaron al PAN a la Presidencia hace 11 años habían nacido entre 1971 y 1982 y su apoyo a Vicente Fox fue esencial para lograr la alternancia.

En el 2000, la elección del cambio, el candidato del PAN atrajo entre 47 y 58 por ciento de los votos jóvenes y universitarios, respectivamente; pero el apoyo que obtuvo Fox está hoy revertido, toda vez que el PAN obtiene hoy apenas entre 16 y 18 por ciento de las preferencias entre esos segmentos.

Según las cifras del IFE, los electores entre 18 y 29 años de edad constituyen el 29 por ciento del padrón. Pero quizás no sea el peso relativo que tienen los jóvenes en el electorado lo que decidirá quién es el nuevo Presidente en 2012, sino el peso simbólico en la política mexicana de partidos.

Tanto en el 2000 como en el 2006, la principal fuerza electoral del PRI provino de los mexicanos de mayor edad y de menor escolaridad, mientras que ese partido era desairado por jóvenes y universitarios.

Hoy en día las cosas parecen haber girado radicalmente, pues el tricolor lleva una amplia ventaja entre ese electorado moderno.

Las razones del apoyo al PRI según la edad o la escolaridad varían, de acuerdo con los resultados de la encuesta. Los jóvenes menores de 30 años se sienten atraídos por la figura de Enrique Peña Nieto, mientras que los más escolarizados son los que menos aprueban el trabajo realizado por el gobierno del presidente Felipe Calderón.

Así las cosas, el PRI se encarrila hacia el 2012 no sólo con la delantera en las preferencias electorales, sino también estrenando apoyo entre segmentos de electores que le habían sido adversos en las últimas elecciones.

Esto trae noticias buenas y malas para el partido tricolor: la buena es que el amplio apoyo que actualmente tiene entre jóvenes y universitarios le da una fisonomía diferente y fresca al "nuevo PRI". Las malas son que los jóvenes no siempre salen a votar, que los universitarios son probables de cambiar de opinión durante las campañas, y que ambos están menos sujetos al control clientelista que ha caracterizado a ese partido. Por si fuera poco, tanto los jóvenes como los universitarios serán el campo de batalla de las nuevas campañas políticas, esas que tendrán lugar en el mundo virtual de internet y las redes sociales.

Habrá que ver si el PRI es capaz de mantener el apoyo de estos grupos de electores en el aún largo trayecto que queda para la elección presidencial.

Punteros de los partidos

De acuerdo con la encuesta, las múltiples personalidades que han alzado la mano como aspirantes a la candidatura presidencial del PAN tienen un tanto dispersa a la afición del blanquiazul. Quien más apoyo logra es Santiago Creel con 25 por ciento, seguido por Josefina Vázquez Mota, con 14 por ciento. Ninguno de los secretarios de Estado que se han "destapado" alcanza más del 5 por ciento de las preferencias entre los simpatizantes del PAN, y por encima de ellos se ubican el ex líder de ese partido Manuel Espino con 9 por ciento, y el gobernador de Jalisco, Emilio González, con 8 por ciento.

Según la encuesta, el comentario del presidente Calderón de que el candidato de su partido en 2012 podría ser un externo al PAN divide a los seguidores de ese instituto político, con 49 por ciento en contra de abanderar a un candidato externo y 43 por ciento a favor.

La encuesta también revela que Enrique Peña Nieto cuenta con el aval de siete de cada 10 priistas para abanderar a su partido. El senador Manlio Fabio Beltrones y el ex gobernador de Veracruz Fidel Herrera obtienen un 7 y un 10 por ciento de apoyo cada uno. Pareciera que en el tricolor ya no hay competencia real.

Finalmente, Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador cuentan con un apoyo muy similar entre la población general, aparentando que hay una cerrada competencia entre ellos, pero el tabasqueño supera, por mucho, al actual jefe de Gobierno entre los simpatizantes del PRD.

Las candidaturas independientes, que se han puesto a discusión en el Senado, son apoyadas por dos tercios de los ciudadanos. En un escenario hipotético, la candidatura independiente alcanza hasta 15 por ciento de las intenciones de voto, desplazando al PAN al tercer lugar y por debajo de AMLO como posible abanderado perredista.

Por Alejandro Moreno y Roberto Gutiérrez, Periódico Reforma, 3 de Abril del 2011

Comments