Energía


Política para los precios de gasolina, gas y electricidad

Por el lado de la energía eléctrica:

1.- Eficientar la infraestructura existente, reduciendo el margen de capacidad ociosa de la CFE.

2.- Promover la utilización de energéticos primarios más baratos: agua, gas, biomasas, sol subtropical o vapor de geotermia, en lugar de combustóleo.

3.- Fomentar la generación de energía con fuentes renovables, con sus respectivas redes de transmisión.

4.- Impulsar esquemas de autogeneración y cogeneración energética entre los industriales.

5.- Promover esquemas de ahorro y eficiencia energética, lo mismo para reducir la demanda de energía que para cuidar el ambiente.

Por el lado de los combustibles derivados del petróleo, necesitamos subsidios más inteligentes y focalizados, así como reducir los costos de producción. El reto es modernizar la administración y operación de PEMEX para hacerla más eficiente y competitiva.




Permitir la inversión privada en energía

Sí. PEMEX requiere beneficiarse de asociaciones con el sector privado para dinamizar su producción y aumentar su rentabilidad y transparencia. De lo que se trata es de atraer capital privado-nacional y extranjero en materia de Exploración y Producción, donde asuman más riesgo del que actualmente se permite.

Por su parte, en Refinación, también se trata de permitir la inversión privada. La fórmula del éxito, consiste en conseguir el consenso político para lograr la “mezcla óptima” entre acción gubernamental y acción privada al interior de PEMEX. PEMEX necesita aumentar su capacidad financiera y de ejecución, por lo que es importante atraer capital y tecnología para compartir los riesgos de inversiones y de retornos.

A la CFE le roban con diablitos a PEMEX le ordeñan ¿Cómo solucionarlo?

Estoy convencido: a ambas empresas hay que hacerlas más eficientes, productivas, responsables, pero también más seguras. Los “diablitos” y la “ordeña” de PEMEX son síntomas de males mayores.

Ambas empresas requieren modernización tecnológica y una cirugía mayor en materia administrativa.

Hay tres puntos esenciales.

Primero, la renovación de tecnología en el suministro de energía. Segundo, hay que revisar a fondo los esquemas de funciones y procedimientos internos, los tramos de control y supervisión. Tercero, y esto es lo más sensible: promover la legalidad y evitar actos ilícitos por parte de servidores públicos. La autoridad no puede ser cómplice del robo de luz u ordeñamiento de los ductos. 


Comments