Salud


Cómo solucionar las ineficiencias del IMSS

Comprometer al Estado a participar más activamente en el financiamiento de la institución. Se debe incentivar a la industria farmacéutica a producir los medicamentos genéricos y desterrar prácticas desleales en la adquisición y distribución de los medicamentos. Establecer una red de médicos familiares cercanos y accesibles a la población, que puedan ejercer el papel de evaluar las determinantes sociales de ser promotores de la salud; y a la vez que atiendan, de manera efectiva, los padecimientos. Es necesario para su funcionamiento, elaborar y mantener actualizadas las guías de práctica clínica para esos médicos familiares, así como brindarles capacitación continúa, con objeto de mantener al día la información en los avances médicos y así asegurar la homogeneidad en la calidad de la atención. 




Cómo alinear compensación al personal médico y mejor atención al paciente

Los estímulos al médico y, en general, a todo el personal de la salud, deben hacerse con base en la productividad y la calidad.  Las compensaciones no deben ser exclusivamente compensaciones económicas directas, sino estímulos que incrementen el interés del médico a continuar mejorando su actuación (envío a estancias de capacitación en otras unidades nacionales o del extranjero, periodos sabáticos, nominación como investigadores, etc.) que redunde en beneficio de los pacientes. 

Un sistema de salud para ciudadanos

La estrategia debe orientarse a la unificación de los servicios de salud del  IMSS, ISSSTE, Seguro Popular, Sedena, Marina, PEMEX, etcétera.

Pretendemos que todas las instituciones presten iguales servicios a la salud en cantidad y calidad y que haya “portabilidad”, es decir, que los pacientes puedan ser atendidos indistintamente en cualquier institución, acorde a la preferencia del paciente, por accesibilidad, disponibilidad, confianza o prestigio.

Cómo solucionar el desabasto de medicinas  y el problema del equipo médico chatarra

El utilizar exclusivamente el nombre genérico del medicamento, evitando el uso de nombres comerciales en las recetas, supervisando la Secretaria de Salud el control de calidad de los productos. El Gobierno también tiene que fijar las bases de competencia en las licitaciones de adquisiciones, las cuales pueden ser centralizadas para todo el sector salud, lo que podría lograr una capacidad de negociación y control mucho más efectiva. 


Comments