Campo


Productividad en los Ejidos

Debemos armonizar intereses sociales, privados y públicos para impulsar una producción sustentable de nuestros propios alimentos y de los productos de exportación. Impulsaremos el enorme y diverso potencial de productividad en ejidos, comunidades y propiedad privada, poniendo especial atención en las pequeñas y medianas unidades de producción. Nuestra propuesta incluye a) Elaborar un presupuesto rural multianual, con orientación productiva y de impacto regional; b) Todas las unidades de producción tendrán acceso al crédito a tasas preferenciales con administración integral de riesgos; c) Precios remunerativos con acceso a mercados; d) Promover la organización de productores como asunto de interés público; e) Asistencia técnica universal; f) Vincular la investigación pública y las estrategias de productividad regionales y por cadena agroalimentaria; y g) Apoyaremos a los productores eliminando impuestos como el IETU y reduciendo el precio de gasolinas, diesel, gas y electricidad.

Certeza a la propiedad

Respetaré y haré respetar las tres formas de tenencia de la tierra consagradas en nuestra Constitución: la comunidad, el ejido y la propiedad privada. Asimismo, garantizaré la vigencia del Estado de Derecho e impulsaré una nueva política de Estado para el rescate del campo y la soberanía alimentaria, fortaleciendo un clima social de sana convivencia y de seguridad pública. 








Libre mercado o precios de garantía y subsidios

Se requiere la intervención constitucional del Estado para promover y desarrollar mercados realmente libres, competitivos, incluyentes y con responsabilidad social y ambiental. En el caso de los granos básicos, estableceremos precios/ingresos mínimos garantizados como se hace en otros países desarrollados y emergentes. Apoyos y Servicios a la Comercialización Agropecuaria (Aserca) operará como comprador de última instancia, administrando una reserva estratégica de granos básicos a través de terceros. Impulsaremos un presupuesto rural multianual para la provisión de inversiones públicas productivas, donde los productores serán reconocidos como sujetos productivos y sujetos de derecho.

 Reducir la tramitología en el campo

Proponemos lo siguiente: a) Reorientar el presupuesto rural hacia proyectos de inversión pública productivos y de impacto regional; b) Descentralizar la mayoría de programas de apoyo a estados y municipios para que las decisiones estén más cerca de la gente; c) Promover una alianza gobierno-sectores productivos para la orientación, ejecución, evaluación y supervisión del presupuesto rural y de los programas gubernamentales. Impulsaremos una contraloría ciudadana, la transparencia y rendición de cuentas a todos los niveles; d) Promoveremos la organización de productores y, en general, la asociatividad, respetando su autonomía y pluralidad; y, e) Se suprimirán los nombramientos en las secretarías, dependencias y delegaciones federales en función de la militancia partidista como se hace en la actualidad. Serán nombrados servidores públicos comprometidos con el campo, con alta calificación profesional, con experiencia y reconocimiento en el sector.

Cómo resolver el problema del agua en el campo

Para resolver el problema del agua se impulsará el Programa Nacional de Infraestructura Hidroagrícola y Uso Eficiente del Agua. Constará de: a) Construcción, ampliación y mantenimiento de infraestructura hidroagrícola de mediana y gran irrigación; b) Tecnificación del riego por bombeo; c) Ampliación y tecnificación de los distritos de riego; d) Autoconstrucción de miles de pequeñas obras para “cosechar agua de lluvia”; e) Rehabilitación y manejo integral comunitario de las cuencas hidrológicas; f) Acuerdo de corresponsabilidad con los usuarios para impulsar una nueva cultura del agua; y, g) Comisión Intersecretarial de alto nivel para la coordinación del Programa.


Comments